Nacho López, un fotógrafo “casi” olvidado

Los escritores mencionaron que Ignacio López, no sólo creó imágenes, ya que también fue cineasta experimental, editor, escritor, así como profesor en la UNAM.
Celebran natalicio de Nacho López con presentación de libro.
Celebran natalicio de Nacho López con presentación de libro. (Cortesía)

Tampico

Ignacio López Bocanegra estuvo a punto de quedar en el olvido a pesar de ser un fotodocumentalista que fue reconocido a nivel nacional y "el más importante del siglo XX"; en la actualidad los jóvenes que residen en Tampico no lo conocen, lo identifican como el nombre de un concurso de fotografía pero no han observado su trabajo, explicaron los autores del libro "Nacho López", José Antonio Rodríguez y Alberto Tovalin.

Los también profesores de nivel superior explicaron frente a un aproximado de 50 personas que se reunieron en la ex aduana de Tampico para la presentación de la obra que Nacho no solo creó imágenes, ya que también fue cineasta experimental, editor, escritor, así como profesor en la UNAM y en la Universidad Veracruzana, motivo por el que dicha institución apoyó económicamente la publicación.

Te recomendamos:Nacho López, contador de historias

Los escritores mencionaron que existe un libro redactado por él, mismo que no fue publicado y que es propiedad de su familia, además recordaron que desde su última obra literaria en 1984 hasta el 2012 cuando se realizó un primer tomo que sirve de complemento al libro que presentaron este lunes durante su natalicio no se supo nada de él, por lo que manifestaron que no se debe ni se puede olvidar a los grandes maestros debido a que sirven como ejemplo y enseñanza a las nuevas generaciones, aunque en muchos casos los jóvenes los desconocen.

"Nacho López fue un creador nacido el 24 de octubre de 1923, siendo adolescente se fue del puerto, hacía el año de 1986 murió, por eso ahora que se cumplirán treinta años de su muerte, se busca recuperar y preservar la historia de una figura que casi es olvidada, fue un tampiqueño singular". Agregaron que la época de oro de la danza mexicana, que se vivió en la década de los cincuentas y cuyas figuras fueron coreógrafos y bailarines como Miguel Covarrubias y José Luis Limón, no se puede estudiar ni documentar sin los retratos del nacido en el puerto jaibo.

Recordaron que fue uno de los artistas que cuestionaron el principio de que una fotografía siempre ofrece la verdad, ya que sus obras demostraron que una imagen puede ser ficción, "antes se tenía la idea de que era importante estar justo en el momento de los hechos, esa era una regla para los fotógrafos, sin embargo Ignacio le restó seriedad a la realidad produciendo y manipulando elementos para demostrar ciertos aspectos de la cotidianeidad".

Te recomendamos:Tampiqueño inspira la fotografía provocada

Por último, añadieron que el ser un talento multidisciplinario ayudó a Nacho a tener conocimientos para lograr percibir cosas distintas que mostraban la imagen de un México real, lo que provocó la censura de varias de sus exposiciones en el extranjero. El libro homenaje recibirá el premio de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana como Mejor Libro de Arte 2016 en una ceremonia que tendrá lugar el próximo 17 de noviembre en el Museo Tamayo de la Ciudad de México.

ICGC/ELGH