• Regístrate
Estás leyendo: Hugh Hefner: Cómo su amor por el jazz cambió a 'Playboy'
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 22:58 Hoy

Hugh Hefner: Cómo su amor por el jazz cambió a 'Playboy'

Sus sentidos siempre han estado alerta: gran olfato para los negocios, gusto refinado por la buena comida y la bebida, pero Hefner sentía, sobre todo, un enorme respeto y pasión por el jazz.




Publicidad
Publicidad

Además de empresario, célebre en el mundo por su revista Playboy, Hugh Hefner fue un gran impulsor del jazz. En 2005, Xavier Quirarte asistió al Playboy Jazz Festival de Los Ángeles, California, donde Hefner charló con la prensa y manifestó su amor por este género musical, testimonio que hoy les compartimos.

::: ::: :::

De manera inevitable, la expectación se ha posado en la sala de prensa del Playboy Jazz Festival. Mucho hemos escuchado sobre él, conocemos su historia y los alcances de su imperio, pero pocos han tenido la oportunidad de conocer a quien suele ser calificado como leyenda.

Una joven reportera de radio se pasea de un lado a otro y muestra una sonrisa que evidencia el nerviosismo. Como para romper la tensión, alguien dice en voz alta mientras señala las cámaras de televisión: “¡Se va a grabar un reality show con el señor Hugh Hefner, así que los que no quieran participar están a tiempo de irse!” Por supuesto, todos permanecemos.

TE RECOMENDAMOS: Hugh Hefner: ¿liberador sexual o explotador machista?

Sus sentidos siempre han estado alerta: gran olfato para los negocios, vista y tacto privilegiado para las mujeres, gusto refinado por la buena comida y la bebida. De ellos no nos ocuparemos en este espacio sino del sentido del oído porque Hugh Hefner ha venido a hablarnos de jazz, música por la que ha mostrado un enorme respeto desde que organizó el legendario Playboy Jazz Festival en 1956 en Chicago.

[OBJECT]Con una gorra de capitán de marina, una sonrisa afable y una constitución física que resulta envidiable a sus 79 años —menos las conejitas que se han quedado en su palco del Hollywood Bowl—, Hefner ingresa a la sala de prensa del festival y de inmediato se sienta en una pequeña mesa, que de inmediato rodeamos quienes no queremos perder una palabra. La joven reportera es lanzada al ruedo para hacer la primera pregunta. “Dios, estoy muy intimidada”, proclama sonrojada. “¡Por eso estoy aquí!”, responde Hefner con buen humor y rompe la tensión.

¿Por qué hacer este festival?, pregunta por fin la reportera. Con tono afable el magnate comienza una disertación en la que de manera reiterada aparecen sus recuerdos de infancia: “Bueno, crecí con la música, el jazz fue la música de mi niñez. Cuando Playboy celebró su quinto aniversario —en 1959— hicimos nuestro primer Playboy Jazz Festival en Los Ángeles que resultó el fin de semana más memorable en la historia del jazz; así lo llamó el crítico Leonard Feather.”

Para Hefner también es el más memorable de su vida, porque allí estuvieron los músicos con los que creció, sus ídolos de infancia. “En el primer festival en Chicago pudimos tener a Louis Armstrong, Ella Fitzgerald, las orquestas de Count Basie, Duke Ellington y Stan Kenton, Miles Davis, Dizzy Gillespie, Dave Brubeck... Tú sabes, todos”.

[Hefner observa a Ella Fitzgerald al teléfono | Foto: Especial]

Para el creador de Playboy, el festival fue algo más que un evento para la comunidad o un vehículo de promoción por ser “algo que realmente viene del corazón, algo que se remonta a mi niñez. Crecí en un pueblito metodista típico del Medio Oeste con mucha represión, así que el cine y la música fueron los elementos que propulsaron mis sueños.”

Hefner habla en un tono que combina el amor y el respeto cuando se refiere a músicos como Billie Holiday, Count Basie, Duke Ellington y Sarah Vaughan, que además de grandes músicos eran sus amigos. “Cuando hicimos el primer festival en 1959 mi gran tristeza fue que Billie y Bird (Charlie Parker) habían muerto. Billie Holiday es mi cantante favorita de todos los tiempos.”

Si pudiera traer de regreso a los músicos que ya no están entre nosotros a un festival, afirma que empezaría por Bix Beiderbecke y Louis Armstrong, y por supuesto incluiría a Ellington y Basie. “Si pudiera poner un festival de jazz del cielo... ¡Creo que tendría que morir, sería la única forma de lograrlo!”, comenta levantando una carcajada general. De las cantantes elegiría a Billie Holiday, porque “es la primera en la lista, y después a Bessie Smith, Ella Fitzgerald, Peggy Lee y así sucesivamente.”


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.