Huertos urbanos darán de comer a 650 mil personas

El gobierno instalará 150 mil en las periferias de las zonas urbanas.
En el mundo hay alrededor de 800 millones de productores.
En el mundo hay alrededor de 800 millones de productores. (Fanny Miranda)

México

Con la instalación de 150 mil huertos y granjas familiares en las periferias de las zonas urbanas del país, el gobierno federal busca mitigar el hambre de al menos una quinta parte de los 3.5 millones de personas que viven en estas zonas en condiciones de pobreza alimentaria extrema, lo que representa 650 mil personas, informó a MILENIO Omar Garfias, secretario técnico de la Cruzada contra el Hambre.

Al participar en el Encuentro de agricultura familiar urbana y periurbana 2014, realizado en las instalaciones de  Instituto Nacional de Desarrollo Social, en Coyoacán, el funcionario explicó que con una inversión de 500 millones de pesos el gobierno federal arrancó el Programa Especial de Huertos Periurbanos que tiene como meta para 2014 la instalación de 42 mil huertos familiares y granjas de especies como gallinas y conejos.

Hasta el momento el avance es de 42 mil huertos instalados principalmente en las periferias de Ciudad Juárez, Chihuahua, Michoacán y Guerrero.

Lo que se busca es la “suficiencia alimentaria, lograr que las familias que no tiene alimentos pueda producirlos”, precisó.

La población objetivo del programa son las mujeres y personas de la tercera edad, quienes tendrán acceso a apoyos de hasta 8 mil pesos por solicitante para equipo y pequeña infraestructura productiva y uso eficiente del agua; además se les brindará acompañamiento técnico. El programa prevé un enfoque agroecológico, es decir, la implementación de composta y lombricomposta, no pesticidas, y control de plagas ecológico.

Por su parte, Nuria Urquía, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), consideró que dicha estrategia “es un punto de inflexión en la creación de políticas la agricultura urbana y periurbana del país”, a fin de contribuir a resolver el problema de la seguridad alimentaria que deberá incluirse en la reforma para el campo.

Destacó que en el mundo existen alrededor 800 millones de productores urbanos, mientras que en nuestro país la cifra es “irrelevante”.

“La pobreza se concentra en la zona periurbana, entonces es importante coordinar políticas de apoyo productivo y social a través de la creación de los huertos que permiten a las personas alimentarse mejor de producto fresco, porque tienen una alimentación insuficiente debido a la carencia de ingresos”, indicó.

Asimismo, Urquía detalló que en el campo mexicano más de 70 por ciento de los productores son de agricultura familiar, pero de ellos la producción urbana y periurbana es aún reducida. No obstante, reconoció el trabajo emprendido este año por la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades del DF, para el impulso de huertos urbanos.

“El número de productores periurbanos es insignificante con respecto a los rurales, México está empezando; estos productores periurbanos se concentran en el DF, donde hay 22 mil hectáreas. Ellos son  los pioneros y tienen que serlo, primero por el gran mercado que supone el DF y segundo porque tienen terrenos”.

En su oportunidad, el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades, Hegel Cortés, subrayó que la meta del DF es satisfacer al menos 20 por ciento de la demanda de hortalizas verdes en la ciudad a través de huertos urbanos.

En el DF se producen 450 mil toneladas de hortalizas y ornamentales, además de 19 mil toneladas de alimentos pecuarios.

“Esto es sin duda insuficiente para una demanda alimentaria en la Ciudad de México, por eso se ha decidido reconstituir este programa de producción, actuando de manera directa en las siete delegaciones de suelo rural que conforman un territorio de 30 mil hectáreas de producción”.

Este año el GDF ha apoyado 140 huertos urbanos con una inversión de cerca de 4.5 millones de pesos. Además se han impulsado 5 huertos urbanos de producción intensiva en unidades habitacionales, con una inversión de 3 millones de pesos.

En la agricultura familiar periurbana y de traspatio, la producción coincide con la unidad doméstica, usa la mano de obra familiar, las azoteas, patios, pasillos y espacios disponibles, por lo que es una alternativa para dar el acceso a los alimentos y por tanto para reducir la pobreza.