• Regístrate
Estás leyendo: Hoyo de ozono se contrae hasta un mínimo histórico
Comparte esta noticia

Hoyo de ozono se contrae hasta un mínimo histórico

La NASA y la NOAA informaron que, debido al calentamiento del aire en el mundo, el agujero de ozono alcanzó su tamaño mínimo en casi 20 años.

Publicidad
Publicidad

Científicos de la NASA y de la NOAA —Administración Nacional Oceánica y Atmosférica— anunciaron hoy que las mediciones vía satélite del agujero de ozono de la Antártida alcanzó su tamaño mínimo desde 1988.

Los científicos aclararon que esto se debe al calentamiento del aire y a la fluctuación natural del agujero, y no debe asumirse como un síntoma de que éste está empezando a cerrarse.

TE RECOMENDAMOS: NASA explorará Marte usando robot con 23 'ojos'.

La reducción de la capa de ozono tiene lugar cuando las temperaturas son bajas; por ello es que la extensión máxima anual del agujero se presenta en septiembre u octubre, cuando termina el invierno en el hemisferio sur.

Este año, debido a las altas temperaturas causadas por el calentamiento global que restringieron el crecimiento del hoyo de ozono, la extensión máxima anual del agujero alcanzó su tamaño más pequeño históricamente desde 1988.

Según la NASA, el agujero de ozono alcanzó su extensión máxima anual el pasado 11 de septiembre, cuando abarcó unos 12.2 millones de kilómetros cuadrados en la zona de la Antártida: el mínimo desde 1988.

Pero no hay que echar las campanas al vuelo: a pesar de las altas temperaturas y de la aparente reducción del agujero, éste aún tiene un tamaño considerable debido a los altos niveles de sustancias que favorecen la reducción del ozono, como el cloro y el bromo.

El agujero en la capa de ozono se detectó por primera vez en 1985, y se forma hacia el final del invierno austral, cuando los rayos del sol catalizan reacciones químicas de formas activas de cloro y bromo elaboradas por el hombre, las cuales destruyen el ozono.

El ozono es un gas cuya molécula contiene tres átomos de oxígeno y se presenta en la naturaleza en cantidades pequeñas. En la estratosfera —ubicada a una altitud de entre 10 y 50 kilómetros—, la capa de ozono actúa como un 'filtro solar' que bloquea los rayos ultravioleta, los cuales pueden causar cáncer de piel, cataratas, debilitamiento del sistema inmunológico y también afectar a la vegetación terrestre.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.