Hay 7 hospitales para casos sospechosos de ébola

La Secretaría de Salud difundió a las 32 entidades el protocolo especial a seguir para tratar a los pacientes que puedan contagiarse con el virus.
Los filtros instalados son meramente informativos,
(Miguel Ángel González )

México

La Secretaría de Salud (Ssa) difundió a las 32 entidades del país un protocolo especial para notificar inmediatamente casos sospechosos de ébola, trasladar al paciente a uno de los siete hospitales calificados y enviar las muestras de sangre en embalajes especiales al Instituto Nacional de Rehabilitación (INR).

Pablo Kuri, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, dijo que los siete hospitales que cuentan con medidas de bioseguridad para este tipo de pacientes —como cuartos aislados— son el Universitario de Nuevo León y los generales de Tijuana, Monterrey, Guadalajara, León y Ciudad del Carmen.

En esas instalaciones se atenderán casos sospechosos y se tomarán las muestras de sangre para enviarlas a analizar; de confirmarse el diagnóstico, los enfermos serán trasladados al Indre, en el DF, según establece el documento llamado “Lineamientos estandarizados para la vigilancia epidemiológica y diagnóstico por laboratorio de enfermedad por el virus del ébola”.

En el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición se encuentra concentrado un “equipo de reacción inmediata constituido por infectólogos, especialistas en terapia intensiva y enfermeras especializadas”, que aplicarán el protocolo de contención de la pandemia, explicó Cuitláhuac Ruiz Matus, director general de Epidemiología.

Se trata, detalló, de personal altamente capacitado en el manejo de este tipo de enfermos y en el uso de trajes especiales conforme a lo establecido en el protocolo internacional de la Organización Mundial de la Salud, para evitar que el virus, altamente contagioso y mortal, se propague. Hasta ahora ya se capacitó a un centenar de apoyo.

Los criterios del protocolo, basados en la Norma Oficial Mexicana  NOM-017-SSA-2-2012, establecen que se debe “contar con un sistema altamente sensible que a la menor sospecha de un caso infectado por el ébola detone las acciones de control correspondientes y elimine los riesgos de dispersión del patógeno y de daños a la población”.

Para unificar los criterios, la Ssa informó a las entidades que deben notificar cualquier brote en las primeras 24 horas y crear comités que informen cada semana sobre cualquier situación de mortalidad.

Toma de sangre

En el documento oficial sobre el manejo del ébola, elaborado por la Dirección General de Epidemiología, se establece también que las tomas de sangre por venopunción se  hará “bajo condiciones adecuadas de bioseguridad, utilizando equipo de protección personal adecuado para patógenos altamente infecciosos (visor, mascarilla N100, doble guante, bata desechable e impermeable)”.

En condiciones ideales, acota el texto, se debe utilizar un respirador con purificador de aire operado con motor.

Los lineamientos establecen que las muestras de sospechosos en fase aguda, con máximo siete días de evolución, se enviarán al Indre; pero las de fase en convalecencia, de entre siete y 20 días, se mandarán a los CDC de Estados Unidos por tratarse de “patógenos virales especiales de alta consecuencia para su procesamiento”.

El documento también detalla que el procedimiento de embalaje y traslado de las muestras de sangre peligrosas debe ser en red fría (2 a 8 grados Celsuis) por personal que haya aprobado el examen de conocimiento.

Una vez que la muestra llegue al Indre, se llevará al laboratorio de bioseguridad nivel 3 para extraer el material genético y en cinco obtener secuenciación y resultado de las tres cepas del virus (Ébola-Zaire, Sudan o Bundibugyo). El suero que resulte positivo se enviará a los CDC, en Atlanta, para su confirmación definitiva.

Los lineamientos establecen que, en caso de dar positivo, se debe proceder a identificar y dar seguimiento a la totalidad de contactos con personas que tuvo el afectado en los últimos 21 días, si durmió con alguien, si estuvo con un cadáver o si tuvo contacto con sangre, vestimenta o fluidos.

Los gobiernos recibieron 11 formatos para reportar los casos, desde los informes semanales, hasta los certificados de defunción.

Entrevistado por Azucena Uresti en MILENIO Televisión, Kuri aseguró que solo es muy probable contagiarse en los países africanos  más afectados por la epidemia.

“Tenemos avisos preventivos de viaje para que cualquier gente que llegara de Liberia, Guinea o Sierra Leona... El sistema de vigilancia epidemiológica desde hace ya varias semanas está con un aviso” para monitorear casos sospechosos, concluyó.

Claves

Queja sindical

- El 8 de octubre miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Ssa advirtieron que no atenderán posibles casos de ébola por falta de equipo y capacitación.

- Ayer Pablo Kuri respondió que no van a exponer al personal de salud “si no está capacitado y con el equipo necesario” para no infectarse.

- No obstante, Marco Antonio García, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de ese sindicato, aseguró ayer que ningún trabajador atenderá esos casos hasta que el gobierno detalle el protocolo del manejo de residuos.

- García también exige que la Ssa demuestre que el Centro de Quemados del Indre es realmente una unidad de bioseguridad.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]