Vincent van Gogh encabeza Feria de Arte de Maastricht

La cita en Holanda comprueba que este mercado nunca está en crisis, como los países, de acuerdo con galeristas y coleccionistas.
“Le Moulin d’Alphonse Daudet à Fontvieille”, de 1888.
“Le Moulin d’Alphonse Daudet à Fontvieille”, de 1888. (Marcel Van Hoorn/EFE)

Maastricht, Holanda

La Feria de Arte de Maastricht se abrió ayer al público con un homenaje al pintor holandés Vincent van Gogh, en el año en que se conmemora el 125 aniversario de la muerte del pintor holandés, y de quien uno de sus lienzos es una de las principales atracciones para los coleccionistas.

En su edición de 2015, la feria que es referente a escala internacional, reúne 275 galerías de 20 países que exhiben un importante muestrario con más de 30 mil obras de todas las épocas, entre las que se incluyen desde piezas arqueológicas arte contemporáneo.

Una de las pinturas estrella de esta edición es la acuarela de Van Gogh titulada "Le Moulin d'Alphonse Daudet à Fontvieille", fechada en junio de 1888, que se encuentra en perfectas condiciones y que durante décadas no ha sido mostrada al público. La obra pertenece a la Galería Dickinson, que la ha puesto en venta por 10.5 millones de dólares, al igual que ha hecho con "Le Gout de l'invisible", del pintor surrealista belga René Magritte y que se puede adquirir en torno a 3.7 millones de dólares.

También destacan "Los durmientes" de Pablo Picasso, de la Galería Landau de Canadá, que podría alcanzar hasta 26.4 millones de dólares, o un autorretrato de Andy Warhol de 1986, en el catálogo la Galería Van de Weghe de Nueva York, que asciende a 11.1 millones de dólares.

Hasta el 22 de marzo Maastricht se convierte en escenario de importantes transacciones entre galeristas y coleccionistas, en un momento en que el mercado global del arte aparece revitalizado y en pleno auge. Tras varios años de estancamiento por el impacto de la crisis económica, en 2014 el mercado internacional del arte y las antigüedades registró un récord de ventas.

Para su autora, la economista cultural Clare McAndrew, se detecta un "vigor continuo" del arte moderno, así como el de posguerra y contemporáneo. Algunos de los galeristas en esta cita mundial de arte y antigüedades se perciben ya las esperadas señales de la recuperación del mercado.

"Se nota que hay una recuperación económica. Ya lo venimos notando desde el inicio de año en nuestra galería en Barcelona. Y aquí acabamos de notarlo y, por lo que hemos hablado con colegas, parece ser general", explicó Artur Ramon, de la galería que lleva su nombre.

Ese optimismo lo comparten también el resto de los galeristas españoles que asiste a la cita, como Jorge Coll, de Coll & Cortés, que calificó de "buena" la primera jornada, en la que lograron reservar tres de las piezas traídas a la feria.

"En los cuatro años que llevamos en Tefaf, pienso que ésta ha sido la edición en la que he visto más voluntad de compra y reservas", añadió Coll, quien matizó que "siempre pasan cosas y ocurren numerosas transacciones".

Para Diego López de Aragón, propietario de la galería que lleva su nombre, "se trata de evento mundial y gracias a esto, puede estar yendo mal en el sur de Europa por ejemplo, pero siempre visitan la feria coleccionistas de otras zonas con situaciones y coyunturas más optimistas".

En la de Arte de Maastricht se puede contemplar la exposición El legado de Teyler, del mecenas holandés Pieter Teyler van der Hulst, compuesta por 28 dibujos que abarcan desde el Renacimiento hasta el siglo XXI. La singluar colección cuenta con trabajos de artistas tan dispares como Miguel Ángel, Rafael, Marlene Dumas o Pavel Pepperstein.