Henry Moore también homenajea a Octavio Paz

Será parte de la exposición 'En esto ver aquello. Octavio Paz y el arte', que llega hasta el Palacio de Mármol para explorar la relación que tuvo el premio Nobel mexicano con las manifestaciones ...
“La faceta del poeta como crítico de arte es extraordinariamente fecunda”: Armando González Torres.
“La faceta del poeta como crítico de arte es extraordinariamente fecunda”: Armando González Torres. (Jorge Silva/Cuartoscuro)

México

Con la colocación de la escultura monumental Reclining Figure: Arch Leg, del artista británico Henry Moore, en la explanada del Palacio de Bellas se inicia el montaje de la gran exposición homenaje al poeta, narrador, ensayista, traductor, editor y crítico de arte, Octavio Paz, con motivo del centenario de su nacimiento.

Con el título En esto ver aquello. Octavio Paz y el Arte, la exposición inundará todos los rincones del Palacio de Mármol, donde se explorará la relación que tuvo el premio Nobel de Literatura, 2000 —quien nació en la Ciudad de México el 31 de marzo de 1914, y murió el 19 de abril de 1998—, con las diversas manifestaciones artísticas.

Reclining Figure: Arch Leg, tiene una historia muy relevante, ya que está inspirada, en parte, en la cultura maya, especialmente en el Chac Mool que descansa en la zona arqueológica de Chichén Itzá.

El propio artista británico Henry Moore (1896-1986) señaló en su momento: "Todos los artistas (... ) tienen temas favoritos en su trabajo. Yo tengo tres o cuatro temas favoritos: uno es la figura recostada. Y creo que mi amor por la figura recostada provino del Chac Mool".

La propuesta de Moore retoma algunos aspectos del dios prehispánico de la lluvia, pero él la convierte en una figura femenina, que identifica a la figura humana con el paisaje.

De hecho realizó varias esculturas bajo estos lineamientos marcados por la escultura de origen tolteca, que durante su primera visita a México pudo apreciar en el Templo de los Guerreros en Chichén Itzá.

No obstante, la crítica de arte Teresa del Conde asegura a MILENIO que no se puede decir que la cultura precolombina sea el eje de la inspiración de Henry Moore.

"Creo que se ha exagerado en destacar a la escultura prehispánica como influencia determinante del quehacer de Moore, considero que sí tenía una enorme admiración por ella, pero no se puede afirmar que su estética tenga esta única influencia", indicó Del Conde.

La instalación de Reclining Figure, Arch Leg, la obra de más de dos toneladas de peso, será este miércoles 20 de agosto a las 21:00 horas.

La de Paz, mirada desde un abanico extraordinario

Con la colocación de la escultura de Henry Moore, en la explanada del Palacio de Bellas Artes, se inician los trabajos del montaje de la magna muestra En esto ver aquello. Octavio Paz y el arte.

La muestra hablará de una de sus pasiones que le llevó a conocer a los grandes artistas de su época y no sólo eso, sino a hablar de ellas bajo una aguda mirada.

Armando González Torres, conocedor de la obra de Octavio Paz, destacó que su faceta como crítico de arte es extraordinariamente fecunda, ya que estableció una forma de análisis mucho más allá de la jerga, una crítica que tenía que ver con el sentido común y el sentido artístico.

"Lo que da idea de su extraordinaria apertura y mirada, es decir, su capacidad para abarcar épocas, culturas y formas de expresión muy distintas. Paz escribió lo mismo sobre la escultura precolombina, que la escultura contemporánea, así como de los artistas europeos o americanos. Nos ofrece una mirada desde un abanico extraordinario, en tanto curiosidad y riqueza".

Eduardo Langagne, otro de los conocedores de los pasos del premio Nobel, indica que de su inquietud intelectual por las artes plásticas trató con artistas de todas las disciplinas.

"Tenemos sus trabajos compilados que son magníficos y que se relaciones con las artes plásticas, donde no solo hablaba de autores, sino de tendencias y escuelas. Los videos que hay sobre él hablando sobre estos temas, son maravillosos", destacó.

La relación de Moore y México

Quien invita a México al escultor británico Henry Moore, en 1956, es el artista Mathias Goeritz, quien por cierto tenía una de sus piezas, la cual colocó en el Museo Experimental El Eco, recuerda la doctora Teresa del Conde.

La especialista refiere que lo llevó a visitar diversos sitios arqueológicos para que se adentrara en la estética prehispánica. Incluso existen fotografías de los amigos que lo acompañaron en aquellos sitios.

En 1982 la obra de Henry Moore se exhibió en México en una muestra individual en el Museo de Arte Moderno. Dos décadas después, anunciada como uno de los evento culturales del 2005, se organizó la exposición Henry Moore y México, en el Museo Dolores Olmedo.

Los curadores de esa muestra subrayaron la influencia del arte precolombino en la creación de Moore, tras diseñar máscaras y figuras antropomorfas.