Un humano, atracción de zoológico en Francia

Instalado en el zoo de Besanzón, el actor Laurent Decol participa en una iniciativa artística para hacer reflexionar a las personas sobre sus relaciones con los animales.
Vestido con ropa de estilo colonial, Decol, encarna a este hombre occidental que deambula, realiza actividades y descansa.
Vestido con ropa de estilo colonial, Decol, encarna a este hombre occidental que deambula, realiza actividades y descansa. (AFP)

Besanzón

Un hombre se exhibe en el zoológico de Besanzón (este de Francia) a la vista de todos los visitantes hasta el 16 de agosto, una iniciativa artística destinada a hacer reflexionar al ser humano sobre sus relaciones con las especies animales.

Instalado a dos pasos de la jaula de los monos, la última atracción del jardín zoológico propone a sus visitantes observar durante diez horas por día la vida cotidiana de un Homo sapiens en sus ocupaciones habituales.

Vestido con ropa de estilo colonial, el actor y mimo Laurent Decol, de 62 años, encarna a este hombre occidental que deambula, realiza actividades y descansa. A diferencia de los animales, también saca fotos y consulta sus correos electrónicos.

El actor también optó por reproducir el medio natural de este hombre que vive en una pieza abierta con una cama, un mosquitero, una lámpara, una televisión, una mesa y sillas.

"Cada día hay un tema, y se habla por ejemplo de biodiversidad, de las condiciones de vida de los animales o de la televisión. Se trajo sus objetos personales. Si la gente se le acerca, puede compartir sus experiencias, abordar facetas del ser humano", dijo Justine Lemonnier, encargada de la comunicación del barrio Citadelle de Besanzón.

Este ex director de teatro y alumno del mimo Marceau, dice ser "curioso" y "filósofo" por naturaleza y haberse inspirado de la obra del escritor británico David Garnett "Un hombre en el zoo".

En esa novela de los años 20, un hombre se muda a un zoo y se instala al lado de un orangután y un chimpancé.