Las historietas también son para adultos: Kuper

El dibujante estadunidense expone su obra en la Galería Vértigo del DF.
El cómic, “lengua sin barreras”.
El cómic, “lengua sin barreras”. (Especial)

México

El dibujante estadunidense Peter Kuper se dio a conocer en México por su crónica gráfica Diario de Oaxaca, publicada en 2009 por la editorial Sexto Piso. En ese libro hizo un relato sobre el conflicto entre la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) y la administración del entonces gobernador de la entidad, Ulises Ruiz.

El artista había llegado a esa ciudad, junto con su familia, para pasar un año sabático que le correspondía por dar clases en una escuela de Nueva York. Sin buscarlo, se encontró inesperadamente con el conflicto social. Libreta y lápiz en mano decidió salir a la calle para hacer la crónica de los hechos tal y como él los veía.

Conocido internacionalmente por hacer cómics políticos y de crítica social, ahora Kuper presenta, hasta febrero próximo, una retrospectiva de su obra en la Galería Vértigo (Colima 17, colonia de los Doctores).

La exposición presenta dibujos de su novela gráfica El sistema, que, si bien fue hecha en 1997, apenas llegó a México bajo el sello editorial de Sexto Piso. En esa novela muda, Kuper hace una crítica al sistema económico capitalista.

En entrevista con MILENIO, quien también es dibujante de la revista Mad, habla de su trayectoria y de las razones de esta novela.

¿Cómo surgió su interés por hacer una novela muda?

Siempre he querido demostrar todas las posibilidades que tienen las historietas. Algunas personas pensaban que los cómics son solamente para niños, donde solo hay superhéroes. Mi intención es mostrar que este tipo de trabajos también se puede hacer para los adultos, y de esa forma probar que no tiene límites en las tiras cómicas.

¿La influencia del cómic mudo puede compararse con el cine mudo?

Por supuesto, es una lengua sin barreras. Las películas de Charles Chaplin, al igual que las historietas, tienen un lenguaje internacional.

En “El sistema” le interesa reflejar las formas en que el poder nos afecta a los humanos. ¿Por qué trabaja este tipo de temas?

Hacer historietas es muy difícil; por ello solo me interesa emplear mi tiempo en temas que hablen de la realidad del mundo. Quiero hablar de las conexiones entre los humanos. El libro y la exposición son la forma que tengo de comunicarme con los demás.

¿La caricatura puede influir para que la gente comprenda cómo funciona el poder?

La imaginación es una forma poderosa de comunicación. Cuando entendemos algo, instantáneamente lo imaginamos. Nuestra cultura es visual, por lo que las historietas son una buena forma de comunicar ideas.

En un mundo con tantos cambios tecnológicos, ¿dónde debe colocarse la caricatura?

Es posible que los cambios tecnológicos nos ayuden. Los libros son parte de la fábrica que ha construido nuestra sociedad. Y los dibujos fueron la primera forma de arte de los humanos, cuando se pintaba sobre las paredes de las cavernas, por lo que sobrevivirán a pesar de las transformaciones.

¿Por qué escogió Nueva York como ciudad para desarrollar “El sistema”?

En Nueva York se pueden demostrar las conexiones que hay entre el sistema económico mundial y los humanos. También porque es mi ciudad, y siempre tuve la idea de que ahí debía de hacerse el libro.

 ¿Qué significa Nueva York en las estructuras de poder en el mundo?

Es el centro de la economía mundial, Wall Street está ahí. Es un gran centro de poder.

¿En qué se diferencian Diario de Nueva York y Diario de Oaxaca con “El sistema”?

La última es una novela grafica con una historia de ficción; Diario de Oaxaca es mi experiencia de vivir dos años en México y no es ficción, y Diario de Nueva York representa viñetas de mi experiencia en esa ciudad durante 35 años, por lo que es una mezcla autobiográfica con observaciones visuales y vuelos fantásticos.

Arte político

Jorge Alderete, socio de la Galería Vértigo junto con Clarissa Moura, cuenta que Peter Kuper es más conocido en el mundo por sus trabajos ilustrando novelas de Franz Kafka. Sin embargo, fue uno de los primeros en realizar cómics que rompieron con el paradigma tradicional de hablar exclusivamente de superhéroes para retratar hechos cotidianos: “Estoy convencido de que el arte nos puede ayudar a comprender mejor la realidad”.

El sistema rompe con ese paradigma establecido. Es una crítica al capitalismo. Para ello es muy importante Nueva York y lo que esta ciudad representa. A él se lo puede encasillar en el arte político sin ser panfletario”, explica el también caricaturista.

El trabajo de Kuper es importante en América Latina porque la región no tiene mucha tradición de novela gráfica, sino de humor gráfico: “Por ejemplo, en Argentina se hizo una especie de crónica que habla de la vida de un ex combatiente de la guerra de las Malvinas”, destaca el galerista.