• Regístrate
Estás leyendo: Herbarium: María José de la Macorra hace arte con plantas
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 01:10 Hoy

Herbarium: María José de la Macorra hace arte con plantas

Exposiciones

"Mi obra tiene que ver con hacer visible lo que es parte de nuestra vida, pero damos por hecho", dice la escultora que presenta su obra enla Galería ETHRA.
Publicidad
Publicidad

Según el científico David Attenborough, "hay alrededor de cuatro millones de tipos de animales y plantas en el mundo. Cuatro millones de soluciones diferentes al problema de mantenerse con vida". 

Entre tantas especies, la mayoría de los mexicanos somos incapaces de distinguir un árbol de otro. Asistir a la exposición Herbarium de la escultora María José de la Macorra en la Galería ETHRA (Londres 54, colonia Juárez) no nos hará sabios en botánica, pero sí nos invitará a ver aquello que se ha vuelto invisible y a reflexionar sobre eso que la artista crea a partir de su interacción con la naturaleza. 

Toda la obra de María José gira en torno a la naturaleza, dice en entrevista con MILENIO

"En estas salas hay dos esculturas de cinco metros y medio de largo, que en realidad son interpretaciones de vainas que miden menos de ocho centímetros. Me interesa hacer visible lo que la gente no ve, lo que no se puede ver a simple vista. En la vida cotidiana pasamos frente a las plantas y los parques con cosas hermosas que nunca vemos". 

En dos paredes se muestran cápsulas transparentes con flores de maguey que la artista colectó en el Jardín Botánico del Instituto de la UNAM. Los ejemplares se alternan con imágenes en diapositivas donde se ve el maguey floreciendo. 

"Cuando un maguey florece, es que ya va a morir, es el término de su vida, lo que es irónico —refiere la artista—. En las cápsulas también hay fotos de granos de polen tomadas con microscopio que me proporcionó una citóloga". 

Una tinta de dos por cuatro metros representa una tillandsia muy estilizada. "He trabajado bastante tiempo con esta planta porque me interesa su forma y porque es muy sofisticada: vive de los nutrientes que le proporciona el ambiente. Tiene un núcleo a partir del cual sale toda esa fuerza hacia el mundo, aunque yo la he reinterpretado. La planta también es reinventada en dos esculturas de alambre retorcido que invaden el espacio". 

Uno de los herbarios muestra una colección de orquídeas que, aunque no están extintas, ya han desaparecido de la Reserva del Pedregal de San Ángel. "Esto ha sido resultado del saqueo, el cambio climático y otros factores. Lo que hice fue bordar estas orquídeas a máquina y las coloqué en marcos dorados, porque para mí son como un tesoro. El uso del dorado es muy recurrente en mi obra, sobre todo cuando hablo de cosas desaparecidas, que ya no vemos, que ya no existen, que ya perdimos".

Herbario incluye obras que, de acuerdo con De la Macorra, tienen que ver con sus obsesiones infantiles. "Estas obsesiones te siguen toda la vida y trabajas y trabajas sobre tres o cuatro. La botánica, las plantas y sus formas, es una de mis obsesiones. He trabajado con muchas plantas porque son con las que convivo, me gusta mucho hacer trabajo de campo". 

Los antiguos tratados de botánica han sido una fuente de inspiración para la artista. "De las ilustraciones más hermosas que hay son las botánicas, las de los viajeros que documentaban y clasificaban toda esa realidad exótica. Yo creo que se sigue haciendo, pero no de esa manera. Uno de mis proyectos es buscar un aliciente para apoyar el que haya más ilustración científica. Mis modelos para las orquídeas fueron ilustraciones científicas".




ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.