No se ha hecho un trabajo crítico de Borges: Alifano

Ambos escritores mantuvieron una colaboración de 11 años.
Borges, “el escritor más literario de toda la historia de la literatura”.
Borges, “el escritor más literario de toda la historia de la literatura”. (Cortesía Cecut)

México

A lo largo de más de una década, entre 1974 y 1985, Roberto Alifano se convirtió en una especie de escribidor de Jorge Luis Borges, su amanuense, una historia que comenzó con el soneto "El espejo" y terminó hasta el último día de Borges en Buenos Aires, con un poema dedicado a la patria.

Una relación que le permitió conocer otra faceta en la vida y la obra del escritor argentino, y también advertir sobre la necesidad de escribir un texto crítico acerca de toda su obra, "que no se ha hecho por ese temor que tienen muchos estudiosos a la heredera de Borges".

"No se ha hecho un trabajo definitivamente crítico de la obra, porque lo impide la señora Kodama —ella no llega a ser la esposa de Borges, es un casamiento anulado—, quien es la heredera testamentaria de Borges y todo mundo le tiene miedo como para meterse con un trabajo crítico sobre la obra de Borges y no se han podido aportar algunas cosas. Creo que toda la obra tiene elementos para trabajar en esa crítica."

Presente en nuestro país como parte de las actividades conmemorativas por el 30 aniversario de la muerte de Jorge Luis Borges —el próximo 14 de junio—, Roberto Alifano recuerda que su primer encuentro se dio cuando lo enviaron a hacerle una entrevista luego de la aparición de unos comentarios "bastante duros de Borges contra el regreso de Perón".

"Pasada la parte política, ya casi cuando me iba de su casa, me preguntó si podía dictarme un poema. Me dictó el soneto 'El espejo'; pero las cosas no acabaron ahí: cuando terminó me pidió que resguardara un sobre marrón, donde había alrededor de 30 poemas, del que no tenía copias. Así comenzó una colaboración que duró hasta el último día que estuvo en Buenos Aires".

Un ser literario

Fueron 11 años de una colaboración permanente de Roberto Alifano con Jorge Luis Borges, aunque no ha terminado ahí, cuenta el periodista y escritor, porque cada lectura de su obra se convierte en una revelación: "soy un lector empecinado de Borges, leo mucho su poesía".

"Mis encuentros me revelaron a un Borges nada solemne, divertido, con un sentido del humor extraordinario. Una persona muy generosa, muy agradecida con la gente que colaboraba con él. Ya estaba imposibilitado de leer, había perdido la vista en 1965, era una ceguera parcial la de Borges, pero definitivamente no le permitía leer ni escribir".

Luego de participar en una serie de actividades en el Centro Cultural de Tijuana (Cecut), donde también se inauguró la exposición Borges inédito, integrada por 25 fotografías tomadas por Rogelio Cuéllar, ahora Roberto Alifano se prepara para dialogar con Adolfo Castañón en la Capilla Alfonsina, mañana, a las 19:00 horas.

"Se trata del escritor más literario de toda la historia de la literatura. Es un hombre que se propone ser literario en cada página y lo consigue... en cada línea", a decir del también poeta, con cuya presencia en México se inician las actividades conmemorativas por el 30 aniversario de la muerte de Jorge Luis Borges.