• Regístrate
Estás leyendo: Hay normas de equidad, falta aplicarlas: Conapred
Comparte esta noticia

Hay normas de equidad, falta aplicarlas: Conapred

“Nos enfrentamos al otro con una carga de prejuicios y esto no puede traer nada positivo”, explica una funcionaria de esa institución federal.

Publicidad
Publicidad

México tiene normas pero necesita aplicarlas, para evitar que los estereotipos continúen afectando a hombres y mujeres, afirmó Marta Ferreyra Beltrán, directora de Promoción de la Cultura y No Discriminación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), al señalar que en la actualidad se vive un reto de cambio cultural y la sociedad tiene que “dar un salto”.

La funcionaria, que participará en el Foro Ellos, Ellas y sus Prejuicios que organiza MILENIO respecto a los prejuicios y estereotipos, explicó: “Son dos conceptos que se parecen: se emite un juicio previo sobre alguien antes de conocerlo, estamos muy acostumbrados a usarlos incluso como defensa, ves a alguien de apariencia que no te gusta y te cambias de acera; es decir, los prejuicios están en nuestra vida cotidiana, es típico usarlos con las nacionalidades, escuchas a una persona con otro acento y te haces una idea, son juicios previos a un conocimiento”.

Agregó que lamentablemente ”todas las personas tenemos estereotipos, no porque te haya ido mal con un grupo, sino porque escuchas: ‘No te juntes con esos, son bandidos’. Esa es la información que los niños adquieren en la escuela, el hogar, la iglesia y los espacios públicos, y que se incorpora de manera desordenada. No es una información pensada”.

De esta forma los prejuicios terminan convirtiéndose en estereotipos y “nos enfrentamos al otro con una carga de prejuicios y esto no puede traer nada positivo, estos estereotipos afectan a la otra persona y a nosotros como portadores de estereotipos, uno de estos está en nuestra cultura en México nos dicen como son los hombres y las mujeres...”

Pero los estereotipos, dijo, también afectan a otros grupos de población que “los establecen como un ideal, como puede ser hombre, sano con determinada altura, educación y tono de piel, ese es el hombre ideal. Y la mujer con determinada característica, todo lo que no se parece a eso genera miedo y defensa, como si fuera una defensa, pero lo que cae fuera en eso estamos todos y todas”.

Porque la mayoría de las mujeres y los hombres “estamos fuera de esos estereotipos, podemos no tener la altura indicada o deseada o tener una discapacidad temporal o crónica, una situación económica y una orientación sexual determinada”.

Para Marta Ferreyra, con los estereotipos “empiezan las cosas a complicarse, esa cantidad de personas que no caemos en esos tipos ideales, que somos casi todos, podemos sufrir la mirada del otro de una manera censuradora o que nos miren con miedo o amenaza por diferentes razones...”

En México, reconoció, se ha trabajado mucho en instituciones para combatir estos estereotipos, desde la UNAM, Segob, STPS, CdMx y Conapred. Además, hay muchas leyes, pero “el problema no es la falta de normatividad, es lo que llamamos la igualdad sustantiva, como eso se traduce en la mejora de la calidad de vida de las personas, en este caso, de las mujeres”.

Todas esas acciones, afirmó, no han logrado que la sociedad considere a las mujeres como a un hombre, por eso “se debe dar un salto que tiene que estar impulsado por las políticas culturales. El gran momento que vive México es el reto del cambio, incluso los temas de violencia contra las mujeres, que la sufren de forma generalizada, y se sustentan en esos estereotipos que consideran que la vida de la mujer vale menos, que se puede arrebatar, que la mujer es un objeto que pertenece al hombre. Todos esos son estereotipos, ideas que la masculinidad incorpora como propias”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.