• Regístrate
Estás leyendo: Guitarrista lagunero triunfa en Europa
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 01:05 Hoy

Guitarrista lagunero triunfa en Europa

Entrevista

Arody García es originario de Lerdo, hace 5 años, decidió ir a Italia a estudiar en el Istituto Superiore di Studi Musicali L. Boccherini. Este mayo ha ganó dos concursos internacionales.
Publicidad
Publicidad

Hace cinco años el guitarrista Arody García, originario de Lerdo, Durango, se trasladó a Italia con el propósito de realizar una maestría en el Istituto Superiore di Studi Musicali L. Boccherini en la ciudad de Lucca.

Con treinta años de edad, en mayo ganó dos concursos internacionales.

El primero fue el 49 Concorso Internazionale di Chitarra “Fernando Sor”, que se celebra en Roma y en Madrid, que en esta vuelta se realizó en Italia, el segundo fue el Niccolo Paganini Guitar Festival, en Parma, ambos en categoría única y sin límite de edad.

Previo, para estudiar guitarra en el norte de México, Arody se movilizó y fue en la Escuela Superior de Música de la Universidad Autónoma de Coahuila (ESMUAC) en Saltillo, donde estudió la licenciatura en Música con Acentuación en Guitarra, bajo la tutela del maestro Martín Madrigal Guzmán.

“Mi maestro es Giampaolo Bandini, reconocido guitarrista a nivel internacional. En esta ocasión decidí participar en dos de las más importantes competencias que existen para guitarristas en Europa".

“A Roma fuimos 18 guitarristas de muchas partes del mundo: Bosnia, Italia, Perú, España, Polonia, Croacia y Alemania, entre otros. En Parma fuimos 24 guitarristas también de diversas nacionalidades”.

¿En algún momento el nivel de los otros músicos te hizo dudar en cuanto a tu desempeño?

"Esos concurso son históricos y todos las personas que compiten llegan muy bien preparadas. No dudé de mi preparación ni en luchar por alcanzar mis objetivos pero debo reconocer que muchos de mis colegas tenían guitarras de más de 10 mil euros, lo cual cuenta también porque son instrumentos de mucha calidad y es muy notoria la diferencia en la sonoridad. Eso me hacía ponerme en desventaja pero a final de cuentas, si uno toca bien puede lograr los resultados deseados".

-¿Qué instrumento usas, me refiero a la marca de tu guitarra?

"Es una guitarra hecha por un laudero Italiano que se llama Marco Maguolo, de Venecia. Cuesta alrededor de 3 mil euros".

-Es una gran historia la tuya, ¿cuándo la compraste?

"Es la que utilizo con regularidad más no es mía. Tengo tres años con ella. Esa guitarra es de mi maestro porque yo por desgracia nunca pude comprar una por falta de dinero. Mi maestro me ayudó prestándome esa guitarra para tocarla".

"Arody dijo que los premios fueron dinero, conciertos en Europa, la grabación de un disco y por supuesto una guitarra nueva. En Roma ganó 3 mil euros, en Parma mil más y su nuevo instrumento está valuado en 5 mil. La firma disquera está por definirse".

Con treinta años de edad, en mayo ganó dos concursos internacionales. (Cortesía)

-¿Qué te dijo tu maestro a saber de los resultados?

"Estaba muy contento y por supuesto que nos fuimos a celebrar inmediatamente. Trabajamos mucho y nos dio mucho gusto ver después de tanto sacrificio los resultados. Lo que más me hace feliz en estas competencias es ver que cualquier cosa que uno se proponga, si se prepara con tiempo, dedicación y una planeación inteligente, se puede llegar a materializar sin lugar a dudas".

-¿Cómo fue que tomaste la decisión de emigrar y cómo estudiaste las opciones hasta llegar a Italia?

"Mi sueño fue estudiar en un lugar donde pudiera enriquecerme no sólo musicalmente, sino también cultural y humanamente. Y qué mejor que conociendo otra nación, otra cultura y otro mundo".

"Dos años antes de terminar la licenciatura en México decidí empezar los trámites y el proceso para poder salir a estudiar".

"Lo primero fue elegir el maestro, más allá de la universidad o el país. Siempre tuve una gran admiración por Giampaolo Bandini y me informé dónde daba clases y lo que tenía que hacer para estudiar con él".

"Hice todo con tiempo, estudié el idioma, busqué becas, me puse en contacto y después de una audición en el Conservatorio me aceptaron para estudiar la maestría con él".

"Por desgracia no obtuve jamás ninguna beca. Sólo la ESMUAC me apoyó con el boleto de avión. De ahí en más tuve que pagar todo y fue de verdad un sacrificio muy grande".

"Esa fue una de las razones por las cuales no pude comprarme jamás una guitarra, incluso llegando a Italia tuve que vender la mía para poder pagar la renta, comprar comida".

"Fueron los dos primeros años muy difíciles pero me preparé y trabajé mucho para competir en los concursos y gracias a Dios comencé a ganar. A partir del tercer año me encontraba ya mucho más estable".

En cinco años Arody terminó dos maestrías, la última concluida en abril pasado y logró obtener una plaza para dar clases en el Conservatorio de Lucca. A la vuelta de cinco años agradeció el apoyo de su familia y maestros.

“Mi familia me apoyó mucho en los primeros dos años aunque era muy difícil ya que el cambio de peso a euro es muy duro, el dinero rinde muy poco y bueno, hubo que a hacer muchos sacrificios pero mi familia me apoyó con lo que pudo y yo estaré agradecido toda la vida. Mis papás no son músicos profesionistas, mi mamá sabe tocar el piano y mi papá la guitarra, él me enseñó a tocar el requinto cuando yo tenía 10 años, canciones de tríos, de Vicente Fernández, José José, música popular”.

Estudió guitarra clásica a los 12 años con el maestro Marco Aurelio Gutierrez Mares. (Cortesía)

¿Cómo influyeron en ti los Festivales Internacionales de Guitarra en Saltillo? Es algo que programa el gobierno de Coahuila pero que no hace extensivo a otras ciudades.

"¡Fue fundamental! Gracias a esos festivales nació mi sueño por conocer el mundo. Gracias a ellos conocí muchos músicos muy buenos, incluso el maestro con el cual decidí estudiar aquí en Europa. Me dieron una visión de cómo es el nivel fuera de México y me motivó a ir a conocerlos. Es importante la difusión de esos festivales y me da gusto ver que la sociedad acuda, disfrute y aproveche todas las actividades que se realizan".

-Arody, ¿en esta conversación he olvidado algo que sea importante?

-Solo quisiera agregar que estudié guitarra clásica a los 12 años con el maestro Marco Aurelio Gutierrez Mares. Lo menciono porque le guardo un profundo agradecimiento, considero que él es un pilar importante en la generación de artistas de alto nivel en La Laguna, al igual que el maestro Martín Madrigal, otro lagunero que está impartiendo clases en Saltillo, gracias a ellos soy lo que soy y muchos otros músicos han llegado a donde están gracias a su entrega como maestros y sobretodo como personas.

 Un artista no se mide solo por su conocimiento sino por su estilo de vida ante la sociedad y por su manera de compartir.
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.