Los chichimecas, los grandes guerreros del norte

Este pueblo se resistió por más de 200 años a la colonización española y fue capaz de crear grandes urbes; pese a que todo el norte de México es región chichimeca, solo se como tal a Guanajuato. 
Zona arqueológica de Paquimé.
Zona arqueológica de Paquimé. (www.inah.gob.mx)

Ciudad de México

Poco se ha difundido que chichimecas fueron los grandes guerreros del norte del país que por más de 200 años se resistieron a la colonización española, que su capacidad de organización los llevó a crear grandes urbes como Paquimé y que son los antecesores de los grupos yaquis, tarahumaras, tepehuanes, pimes, mayos y seris, dice el antropólogo Eduardo Saucedo Sánchez de Tagle.

El coordinador del Seminario Permanente de Estudios sobre los Chichimecas y la Frontera Norte de Mesoamérica, del INAH, afirma que todo el norte de México es región chichimeca, aunque el único grupo que se asume como tal, es el que habla la lengua Chichimeca jonaz, en el estado de Guanajuato.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) en México existen 68 lenguas indígenas, que son habladas por alrededor de 16 millones de mexicanos, de los cuales  3 mil 169 hablan el Chichimeca jonaz, en el bajío.

Un pueblo vivo

El investigador, explica que con el término chichimeca se designa genéricamente a un conjunto de diversos pueblos históricos, prehispánicos y coloniales, así como a comunidades vivas, como la chichimecas jonaz, que posee su propia lengua, tradiciones y su identidad cultural.

Sin embargo, tanto su pasado, como su presente los chichimecas constituyen una valiosa parte del patrimonio histórico y cultural de todos los mexicanos, aunque, asegura Saucedo Sánchez de Tagle, su relevancia les ha sido negada sistemáticamente, a lo largo de la historia de México.

"Principalmente por intereses políticos o a veces por ignorancia, pero en buena medida por el grado de marginación en que los ha tenido sumidos el Estado mexicano por largo tiempo, podría mencionar que los índices de pobreza y marginación más altos en todo el país están localizados entre los pueblos indígenas del Norte del país y el suroeste de Estados Unidos.

Los chichimecas más que un pueblo, es una civilización muy importante en el desarrollo de las culturas prehispánicas, aunque este papel no se le ha reconocido, pues generalmente se les ve como un bárbaros que no lograron un gran avance como los Mayas, los Olmecas o los Mexicas, pero cuando se analiza la evidencia arqueológica, se rompe con ese estigma.

"Hay vestigios que nos hablan claramente de su desarrollo cultural solo hay que observar los restos arqueológicos de algunas de las culturas prehispánicas de La Gran Chichimeca, como por ejemplo los impresionantes sistemas agrícolas y de riego construidos por los Hohokam de Arizona, los Mogollón y los Anasasi de Nuevo México, o por la cultura Casa Grandes en Paquimé, Chihuahua; con pueblos como San Marcos, Cañón del Chaco o la propia ciudad de Paquimé, que a pesar de estar ubicadas en zonas desérticas y agrestes para la vida, en su época de apogeo llegaron a albergar cómodamente a miles de habitantes. O bien, el valle de Mal Paso en Zacatecas, donde además de la monumental fortificación de La Quemada, existió también uno de los sistemas de caminos más impresionantes de todo el México prehispánico. Sin olvidar tampoco a la región de Chalchihuites, también en Zacatecas, donde se localizaba el complejo minero más grande que hasta hoy se ha documentado en todo el México antiguo", destaca el antropólogo.

Precisa que se le designa chichimecas a los pueblos apartados de la "civilización" Mesoamericana porque nunca fueron sometidos, ni por los grandes imperios prehispánicos, ni por los españoles que a mediados del siglo XVI, ya que siempre presentaron una resistencia feroz por más de dos siglos y medio.

La riqueza histórica y cultural de los pueblos de tradición chichimeca, asevera, no se agota únicamente en los pueblos y culturas prehispánicas, pues actualmente, los pueblos indígenas que habitan el norte de México, son también sin lugar a dudas, herederos y portadores de la tradición cultural chichimeca. Pueblos como los chichimeca jonáz de Guanajuato, los pames de Querétaro y de San Luis Potosí, los tepehunanes de Durango y de Chihuahua, los tarahumaras, los pimas y los guarijío de Chihuahua, los yaquis, los mayos y los seris de Sonora, así como los pueblos de lengua yumana que habitan Baja California. Todos ellos, su pasado, sus culturas y sus tradiciones, forman parte relevante de la herencia histórica y cultural de los pueblos chichimecas.  

Dada la importancia de esta cultura, este jueves 28 de mayo a las 12:00, el reconocido lingüista Alonso Guerrero Galván, impartirá la conferencia "La historia, la lengua y la etnografía uza'o chichimeca jonaz, en la Facultad de Filosofía, de la Universidad Autónoma de Querétaro, ubicada en la calle 16 de septiembre número 57.