Más de 18 mil personas asisten al primer día del Gran remate de libros

El Gran Remate es una fiesta para los amantes del libro y la lectura. No hay razón para quedarse con las ganas, aquí encontrarán libros de alta calidad y a precios accesibles, dijo el secretario ...
Además de presentaciones de libros, habrá talleres, conferencias y venta de publicaciones.
Además de presentaciones de libros, habrá talleres, conferencias y venta de publicaciones. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Para cuando se inauguró de manera oficial la décima edición del Gran Remate de Libros del Auditorio, ocho horas después de abrir sus puertas, habían llegado alrededor de 15 mil personas. El primer día de actividades concluyó con alrededor de 18 mil visitantes.

En el acto de apertura, el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, resaltó la importancia de ofrecer la posibilidad de que el libro y el lector se encuentren, porque no es en sentido estricto una feria de libros de saldo o no deseados, sino la gran oportunidad de que algunas de las grandes obras de la intensa vida editorial literaria, periodística o científica tenga otra oportunidad de encontrarse con sus lectores y con descuentos que por lo menos son del 50 por ciento”.

“El Gran Remate es una fiesta para los amantes del libro y la lectura. No hay razón para quedarse con las ganas, independientemente de las capacidades económicas de cada uno, aquí encontrarán libros de alta calidad y a precios accesibles.”

Desde la perspectiva de Carlos Anaya, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), la gran afluencia de público en el Gran Remate de Libros indica uno de los grandes retos del sector: la necesidad de construir librerías, puntos de venta cada vez más cercanos.

Antes de hacer un recorrido por los alrededor de dos mil 300 metros cuadrados del Gran Remate, Gerardo Estrada, coordinador Ejecutivo del Auditorio Nacional, aseguró que para el recinto “es una gran satisfacción que aquí se lleve a cabo este encuentro que permite que el público lector se acerque y encuentre un espacio común para los libros y la lectura”.

El Gran Remate de Libros, a desarrollarse hasta el 30 de marzo, está organizado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, el Auditorio Nacional y la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM). Participan casas y distribuidoras editoriales que comercializan libros y revistas en soporte impreso, audio, electrónico o digital, que se venden a precios de saldo.

Como parte del programa de actividades, se recordará a Miguel de Cervantes y William Shakespeare a 400 años de su muerte; a los escritores Elena Garro y Gonzalo Rojas en el centenario de su nacimiento, así como al poeta Rubén Darío, quien falleció hace un siglo, y a Umberto Eco, quien murió este año.