• Regístrate
Estás leyendo: González Torres vincula redes sociales y quehacer literario
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 15:46 Hoy

González Torres vincula redes sociales y quehacer literario

En su más reciente libro, "Es el decir el que decide", el escritor se centra principalmente en el aforismo como forma de reflexión. 

Publicidad
Publicidad

Jesús Alejo Santiago

Armando González Torres está convencido de que mucho de lo que priva en las redes sociales es charlatanería y banalidad, pero también de que hay espacios para el pensamiento y el análisis. De ahí que un buen número de reflexiones que reúne en su más reciente libro, Es el decir el que decide (Caudrivio/DGP-Secretaría de Cultura, 2016), hayan tenido una primera salida en su cuenta de Twitter.

TE RECOMENDAMOS: Toda mi obra me irrita mucho, Francisco Toledo

“Me interesa mucho la manera en que pueden entrecruzarse estas plataformas contemporáneas, como son las redes sociales, con el quehacer literario. Para bien o para mal, las redes sociales y el internet han cambiado las formas de comunicación y del lenguaje, pero creo que aún dentro de los resquicios que dejan la banalidad y el narcisismo que abunda en estos espacios son posibles la conversación y la creación. En plataformas tan contaminadas y tan riesgosas como las redes sociales, hay espacio para la reflexión, la inteligencia y la conversación”.

El libro es una serie de textos que escapan a los límites de los géneros y que podría llamarse simplemente escritura. Al autor le gusta generar problemas en editores y en los libreros que no hallan dónde colocar sus libros, “no tienen muy claro en qué colección ponerlos, en la de ensayo o en la de poesía. Esto es algo que me interesa; es mi cuarto libro en este género un poco inclasificable que podríamos llamar de escritura fragmentaria, que utiliza los más diversos recursos: el aforismo, la prosa poética, el apunte filosófico o la nota de lectura, hasta el chiste. Lo que trata de hacer es un poco de escapar de este discurso lineal, de esta búsqueda de una comunicación pragmática y convencional de la palabra, y jugar no solo con el sentido, sino también con el sinsentido”.

Un divertimento

Dividido en capítulos como “Mundo animal”, “Más del arte de la escritura”, “La hora de las noticias”, “Del mí a los demás”, “Teología para principiantes” y “Es el decir el que decide”, el libro se centra en el aforismo como una forma de la reflexión que se sustenta en el género breve, como un ejemplo de que “el alma de la filosofía está escrita en prosa fragmentaria”.

“Pero también es un género profundamente contemporáneo, por las redes sociales y por el Twitter, donde hay esta construcción de 140 caracteres. Esto me parece fascinante: cómo lo anacrónico se confunde y confluye con lo más contemporáneo”, cuenta González Torres.

“Los aforismos van surgiendo de manera muy espontánea, pero después hay un trabajo de sistematización a fin de dar una secuencia temática en la que no se busca establecer una teoría sino al contrario, lo que se hace a lo largo de una sección es afirmar y negar al mismo tiempo, decir y desdecirse”.

Así, más que un libro de argumentación es un divertimento creativo, y como tal hay un elemento de provocación, lo que no quiere decir que no requiera rigor, a pesar de los desafíos que enfrenta el autor al momento de la escritura y la reflexión.

“Evidentemente es muy probable que cultivando este tipo de géneros se caiga más en la ocurrencia, y siempre hay que tener en cuenta ese peligro y trabajar con la máxima concentración y con el máximo rigor, aunque al mismo tiempo tratando de relajarte y de divertirte”, dice el escritor.

“Como escritor, lo que hace uno con un aforismo es precisamente darte mucha libertad, quitarte las concepciones de los géneros fijos, tratar de evadir los clichés de la linealidad y del sentimentalismo en la literatura. El género fragmentario, al no adherirse a ninguna estructura preconcebida, al tener la libertad de mezclar los más diversos registros, pues te da esa libertad, además que te permite divertirte, algo que a mí me interesa compartir con el lector”.


MRF

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.