Restos de Megaterios ya se encuentran en Guadalajara

Ricardo Aguilar, curador del Museo de Paleontología dice que les llevará dos años, por lo menos, darle forma a un esqueleto completo con los restos resguardados.
Uno de los proyectos es un artículo sobre caballos con paleontólogos brasileños especializados en esta especie y en gonfoterios.
Uno de los proyectos es un artículo sobre caballos con paleontólogos brasileños especializados en esta especie y en gonfoterios. (Milenio)

Guadalajara

Poco más de mil 400 piezas pertenecientes a Megaterios y gonfoterios encontrados en Amacueca en los que trabajaron personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del Museo de Paleontología de Guadalajara Federico Solórzano, que estaban resguardados en la cabecera de dicho municipio, ya se encuentran en las instalaciones del Museo de Paleontología. MILENIO JALISCO en su edición del 18 de junio anunció que los restos ya estaban listos para ser trasladados a Guadalajara.  “Su traslado es muy importante para que el departamento de curaduría del recinto realice la consolidación de los restos encontrados y se pueda proceder a su estudio”, afirmó Isabel Orendáin, directora de este espacio. 

Por su parte Raúl Aguilar, uno de los paleontólogos que ha estado implicado en el proyecto desde sus inicios, asegura que no hubo problema en el traslado y que no fue posible traer todos los restos, “aún queda una octava parte de los vestigios que se quedó en el espacio en donde estaban resguardados pero pronto iremos por ellos. No podíamos encimar las piezas en el vehículo, tenían que estar acomodadas  para que no se dañaran”. El experto dice que lo que sigue es su limpieza y clasificación. “Tenemos que organizar el material por sectores, eliminar la férula y los sedimentos y limpiar por estratos. Una vez que las piezas estén limpias y resistentes, podemos reunir las que pertenezcan al mismo elemento, catalogarlas y marcarlas. Tal vez podamos reconstruir un esqueleto de Megaterio completo en dos años, por lo menos”.

Aguilar comenta que entre otros proyectos  se encuentra el trabajar un artículo sobre caballos con paleontólogos brasileños especializados en esta especie y en gonfoterios. “Al ser nuestro gonfoterio uno de los más completos en América Latina, tenían que venir aquí. Por otro lado se acercó a nosotros un investigador de Chile que realiza un estudio sobre la presencia de colágeno en restos de gonfoterio. Creemos que por la experiencia y los estudios que tiene nos podrá aportar información novedosa sobre esta especie y las particularidades del que tenemos en el recinto”.