• Regístrate
Estás leyendo: Gobierno hace 'oídos sordos' para apoyar grupo de teatro 'Miradas y Señas'
Comparte esta noticia

Gobierno hace 'oídos sordos' para apoyar grupo de teatro 'Miradas y Señas'

Cony Múzquiz Hadad y sus muchachos se mantienen sin que las autoridades formalicen un apoyo para su manutención, a pesar de su política de inclusión.
1 / 3
Publicidad
Publicidad

Tras el encuentro nacional que se realizó en Tijuana, la compañía Miradas y Señas, que inició como un pequeño taller de teatro para sordos hace nueve años atrás de la mano de la maestra Cony Múzquiz Hadad en el Teatro Nazas, regresa a Torreón con la convicción de seguir adelante a pesar de que se trata de un ejercicio que parte de la voluntad de los participantes.

Pese a visibilizar que no existen suficientes propuestas culturales para este sector de la población que demanda educación y recreación a través del arte, la maestra Cony y sus muchachos se mantienen sin que las autoridades formalicen un apoyo.

“Fuimos al Festival Nacional de Teatro de Sordos, que ha sido internacional en otras ocasiones, pero hoy fue sólo nacional y la sede fue Tijuana y este es el cuarto, que bueno, el primero en organizarse fue aquí en Torreón, nosotros fuimos los anfitriones y More Barrett fue la causante de todo el relajo de los festivales con Alberto Lomnitz, que era el director del grupo de teatro de sordos Seña y Verbo de México”.

Aunque se ha trabajado con diferentes instituciones culturales, a excepción de Teatro Nazas, ninguna ha visto la conveniencia de capacitar a su personal de atención al público en lenguaje de señas o ver la posibilidad de contratar a alguno de los muchachos que trabajan dentro de la compañía, lo que lamentó, pues las oportunidades para ellos son realmente limitadas.

“Yo pensé que podrían pagarles cada vez que fueran a hacer hacer una visita a los museos, que fuera una vez al mes de pedida para personas sordas, pero la verdad no se animaron y todo quedó en el aire”.

Cony Múzquiz va más lejos pues confirma en la realidad que ofrece el teatro, que todo mundo se apega a un guión políticamente correcto donde la palabra inclusión está de moda y es utilizada hasta en los informes de gobierno.

“Somos un gobierno incluyente, una sociedad incluyente. La palabra está bien linda pero en hechos la verdad es que nadie levanta la mano y estamos trabajando como siempre. Al final de cuentas nosotros siempre estamos solos. Sólo la señora Astrid, esposa del alcalde Jorge Zermeño nos ha atendido, porque movilizar a los chicos hacia Tijuana costó un dineral”.

Debido a que el encuentro nacional cubrió el hospedaje y la alimentación, los costos fueron únicamente en la transportación. Múzquiz pidió el crédito a un amigo para sufragar los vuelos.

La voluntad es fundamental

“La verdad es que es un evento bien interesante, muy importante para la comunidad sorda y al final de cuentas se les abre el panorama. Para los sordos es una locura y una alegría, una festividad, de verdad, porque así como no hay inclusión en los trabajos, no hay inclusión en las escuelas, en las artes no es una excepción. Hay muy pocas puertas abiertas en las artes y el grupo de teatro de sordos, incluye en mi grupo a una señorita con síndrome de Down, que se aprende todo un texto perfectamente bien plantada en el escenario”.

Esta maestra sabe de lo que habla. Y cuando apunta que la voluntad es fundamental para cambiar esquemas, no sólo pone el énfasis en los patrones de conducta social, sino de romper los moldes mentales. Ejemplo de ello es su alumna con síndrome de Down quien ya aprendió el lenguaje de señas.

“Es importante que la gente conozca nuestro trabajo porque no es para sordos nada más. Así como las obras de los oyentes no son nada más para oyentes, pues yo no voy a hacer una obra para sordos solamente. ¿En dónde estaría la inclusión? La cosa es sumar y que vayas a ver una obra de teatro de sordos y que haya lengua de señas y que te des cuenta como oyente que hay una manera diferente de comunicarse a través de las manos, de los gestos, pero que entiendan porque hay otros elementos”.

Teatro Nazas y More Barret los únicos que se 'avientan'

Con un reconocimiento pleno a More Barrett, Múzquiz Hadad precisa que el Teatro Nazas ha sido su casa durante nueve años, permitiendo que los muchachos ensayen, en tanto que ella ha aplicado a becas que ofrece el estado y la federación, lo que le ha permitido dar viabilidad al taller para este segmento de la población.

No obstante dijo que sería estupendo que la iniciativa privada, es decir, empresas que se dicen socialmente responsables, apoyaran este ejercicio, de la misma forma que se espera que los gobiernos apuntalen esta iniciativa que permite cubrir a través de arte y cultura a las personas sordas.

Cony incluso ha podido vender sus funciones de manera regular, lo que permite exhibir el trabajo en escuelas y empresas, hecho que le permite pagar los gastos que generan estas movilizaciones.

“Para el último viaje una persona nos apoyó con su tarjeta para comprar boletos y entonces ahora hay que vender funciones. Ellos no tienen los medios y ahora debo una lana porque son 16 mil pesos de aviones y 8 mil de transporte terrestre, tampoco es tanto, pero somos 8 personas”. 

En extremo positiva, apunta que dios la ha de amar un chorro, porque previo a este viaje se encontró a un muchacho a través de redes quien le dijo que quería aprender la lengua de señas. El muchacho se enteró justo en un ensayo de cómo pensaban resolver el viaje terrestre y se ofreció a llevarlos pues a eso se dedica.

Pues en escena: 'Amor entre Telones'
La creación colectiva también se propicia en esta compañía y basados en los textos de José Luis Alonso de Santos, se presentó la obra “Amor entre telones”, pues el grupo de teatro de sordos Miradas y Señas de Torreón experimenta también sobre este sentimiento universal.


Se trata de tres historias cortas girando alrededor del tema: de piel buscando otra piel para reconocerse. Amo y sufro: luego existo.


“Único amor” demuestra que hay muchas facetas de este sentimiento, y cuidado con lo aprendido en casa porque eso marca la forma de relacionarte con una pareja en el futuro.


“Los colores del amor”. Cuando no te atreves a decir con palabras lo que sientes, eres delatado por tu cuerpo.


“Por ti respiro”. Tener un motivo para continuar con alegría en esta vida es lo perseguimos constantemente, no importa la edad, la situación económica o las condiciones sociales en que nos encontremos.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.