Genitallica puso el ambiente en Monterrey

17 años de trayectoria y cachondez hicieron del concierto un sauna colectivo, como para terminar quitándose la ropa.
"El Gallo” salió ataviado en un disfraz de pene para comenzar.
"El Gallo” salió ataviado en un disfraz de pene para comenzar. (Roman Cruz)

Monterrey

"¿Qué fue lo que pasó?", les preguntaban a los jóvenes que salían del Café Iguana en bola la madrugada de ayer: "¡Tocó Genitallica y se armó el desma'!", decía un chico completamente empapado de sudor.

El concierto que empezó el viernes por la noche en este antro del Barrio Antiguo, más que una presentación pareció un festival de música al abrir las bandas tamaulipecas de Aliens on the Beach y Siskodélicos, más los regiomontanos de The Waves.

Con ritmos que invitan a bailar y a levantar la cerveza entre amigos, los "genitales" salieron ante el público exactamente a las 00:00. El telón del escenario se abrió y uno de los vocalistas, "El Gallo", salió ataviado en un disfraz de pene para, de esta manera, comenzar el recorrido musical de la agrupación de 17 años de edad.

En poco más de hora y media tocaron canciones de sus cinco discos, desde "Picas o Platicas" hasta "A la larga te acostumbras", un concierto acelerado en el que, a pesar de los problemas técnicos de audio el público, que llenó la zona de conciertos, no dejó de bailar y saltar.

La banda interpretó canciones como "Zorra", "Borracho", "Imagina", "Súper Genital" (que tenían 10 años sin tocarse), "No tengo amigos", "Préndelo", "Trasero", "Dice que soy", "Lo que no recuerdo no pasó", "Guardaespaldas", e "Invítame a pecar contigo", la cual fue acompañada por la voz de Paquita la del Barrio.

Un rosario de rolas que terminó con un grupo de chicas saltando en el escenario, aunque la que se robó el momento fue una chaparrita que salió en tenis y ropa interior, que a final de cuentas sólo quedó en tanga.

Dentro del concierto se pudieron percibir una infinidad de olores... hasta de sudor.