Científicos alteran gen y crean cerdos 'súper musculosos'

Científicos chinos y surcoreanos crearon cerdos doblemente grandes y musculosos, los cuales se espera sean los primeros animales modificados genéticamente aprobados para el consumo humano.
En Jalisco la actividad porcícola se concentra en las regiones Altos Norte, Altos Sur, Ciénega, Sur y Centro
Archivo. (Reuters)

Londres

Con la ligera interrupción de un gen, científicos chinos y surcoreanos crearon cerdos doblemente grandes y musculosos, que se espera podrían ser los primeros animales modificados genéticamente aprobados para el consumo humano.

Las reses belgas son animales descomunales que proporcionan cantidades insualmente grandes de carne gracias a décadas de cría selectiva, sin embargo, un equipo de investigadores aseguran haber creado un equivalente porcino utilizando un método mucho más rápido.

Estos cerdos “súper musculosos” se logran mediante la manipulación de un sólo gen, un cambio mucho menos dramático que las modificaciones genéticas convencionales, en las cuales los genes de una especie se trasplantan a otro.

Con estos resultados, publicados en la revista británica especializada Nature, sus creadores esperan que los reguladores tengan una postura indulgente hacia estos cerdos y los autoricen para el consumo humano.

Jin-Soo Kim, biólogo molecular de la Universidad Nacional de Seúl, que dirige el trabajo, afirma que la edición de genes simplemente acelera un proceso que podría, al menos en principio, ocurrir a través de una ruta más natural.

“Podríamos hacer esto través de la cría, pero podría tomar décadas”, sostiene.

Hasta ahora ningún animal modificado genéticamente ha sido aprobado para el consumo humano en el mundo, debido a preocupaciones sobre posibles efectos negativos sobre la salud humana y el medio ambiente.

Un ejemplo es el salmón del Atlántico transgénico de rápido crecimiento, que ha languidecido en el limbo regulatorio durante 20 años con la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos.

Kim y sus colegas son parte de un creciente grupo de investigadores que esperan que la edición de genes, que se puede utilizar para desactivar un solo gen, evitará esto.

La clave para crear cerdos musculosos es una mutación en el gen de la miostatina, que inhibe el crecimiento de las células musculares, “manteniendo a raya” el tamaño de los músculos, pero si se le perturba se produce un aumento anormal de fibras musculares.

Para introducir esta mutación en los cerdos, los científicos utilizaron una tecnología de edición de genes llamada TALEN, que consiste en unir una enzima de ADN a una proteína que la guiará a un gen específico dentro de las células y lo cortará.

El sistema de reparación natural de la célula nuevamente unirá el ADN, pero una vez que concluya el proceso, el gen quedará disfuncional, explica Xi-junio Yin, investigador de clonación animal en la Universidad de Yanbian en Yanji, China.

Después de que el equipo editó células fetales de cerdo, las transfirió a un óvulo y creó 32 lechones.