Gen de infidelidad sirve para pruebas prenupciales

En Suecia y Estados Unidos ya se está usando la detección del RS334 para contratos prematrimoniales, a fin de saber si el pretendiente es portador.
Eduardo Calixto González, jefe del Departamento de Neurobiología del Instituto Nacional de Psiquiatría.
Eduardo Calixto González, jefe del Departamento de Neurobiología del Instituto Nacional de Psiquiatría. (Blanca Valadez)

México

Estudios científicos detectaron que muchos hombres en el mundo tienen un gen denominado RS334, que los hace más proclives a ser infieles y promiscuos, tener diversas parejas sexuales ocasionales y evitar el compromiso, aun cuando están casados.

Eduardo Calixto González, jefe del Departamento de Neurobiología del Instituto Nacional de Psiquiatría Juan Ramón de la Fuente (Inprfm), explicó que en Suecia y Estados Unidos ya se está usando la prueba de tipificación genómica dentro de los contratos prematrimoniales para que las mujeres conozcan si su pretendiente es portador de ese ADN.

“Para 2020 también la Organización Mundial de la Salud está proponiendo una prueba prenupcial. ¿Qué va a pasar? Va a ir el futuro esposos, le van a sacar muestra de sangre y, en el caso de que tenga este gen, seguro le dirán (a la novia): ¡Cuidado, mujer¡ Tu futuro marido es RS334 positivo, la probabilidad de que te engañe es alta”, precisó el titular de la División de Investigaciones en Neurociencias del Inprfm.

En entrevista con MILENIO, el autor de Neuro tuits. En píldoras de 140 caracteres comentó que en el Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, también se está planteando un ambicioso proyecto para que se haga la detección del RS334 como prueba prenupcial para establecer convenios legales relativos a separación de bienes.

Propio del hombre

Calixto González, miembro del Sistema Nacional de Investigadores, precisó que “el RS334 es un aleotipo cuyo gen se encuentra en el cromosoma Y, por lo que es particular de los varones, y quienes lo expresan son infieles y paradójicamente celosos”.

En la actualidad, señaló el especialista, México tiene la capacidad científica de hacer la prueba; sin embargo, los estudios que se han realizado son muy acotados debido a que las leyes nacionales respecto a este tipo de exámenes resultan punitivas.

Lo importante, aseguró el experto, es que ya es posible detectar conductas y cambios de personalidad generadas por una predisposición genética y no por aprendizaje.

“Es un tema muy polémico, pero la ciencia ya comprobó que estas personas genéticamente tienen todo para ser infieles”, dijo.

Sin embargo, añadió, “curiosamente no son felices, aunque se casen varias veces, tengan muchos hijos, gran cantidad de amantes y sostengan encuentros sexuales con personas desconocidas. Siempre están en una búsqueda, porque biológica y neuroquímicamente funcionan así”, afirmó.

En el caso de las parejas heterosexuales, explicó, los varones portadores del gen se involucran con mujeres que, incluso, son menos agraciadas que la esposa y tal vez con poca inteligencia.

“La proporción de la expresión de este gen, conforme a los estudios que se han hecho, es de casi cuatro de cada 10 hombres a escala mundial, sin importar si es chino o de países latinoamericanos o europeos”, aclaró el investigador, que centra sus estudios en torno a la química del amor, la infidelidad y la sexualidad desde el cerebro.

Esta predisposición genética en ocasiones convierte a los portadores en has cínicos, que al verse descubiertos en una infidelidad suelen justificarse con la esposa y decirle que dependerá de ella quedarse con él, porque sencillamente no va a cambiar su manera de ser ni se puede controlar.

Disminuir divorcios

Desde el punto de vista de Calixto González, “saber que existe el gen y que hay una prueba podría revolucionar al mundo y disminuir los índices de divorcios... Es muy caro casarse, pero más divorciarse”, aseveró.

Otro aspecto relacionado con el gen RS334 es que el portador libera una hormona llamada vasopresina, que lo hace ser extremadamente celoso, caer en situaciones de paranoia, celotipia y querer delimitar su territorio.

El experto advirtió que a veces los sujetos afectados llegan a extremos de acoso hacia la pareja y de imaginar situaciones inexistentes que pueden resultar sumamente peligrosas y violentas.

En contraparte, entre los varones que no son RS334 positivos existe ese convencimiento de querer ser fiel a su pareja.

“Es importante subrayarlo porque una vez que se acaba el proceso de enamoramiento —que dura solo tres años— y bajan los niveles de dopamina, se pasa a algo que fortalece las relaciones: la convivencia solidaria, altruista y desinteresada”, destacó.

No obstante, acotó el investigador, la infidelidad también se da entre hombres RS334 negativos, los cuales son infieles por diversos factores, como el aprendizaje o el contexto familiar.

“Los que no portan el gen pueden ser iguales, altamente promiscuos y tampoco se comprometen a largo plazo. En México se aplaude a un hombre que tiene a muchas mujeres, y ciertos sujetos copian esa forma de vida de su padre o de su abuelo”, comentó.

Lo que nos hace evidente este descubrimiento del genoma humano, aseveró Calixto González, es que la fidelidad “no es un proceso biológico, sino que obedece a una cuestión inteligente, de elección”.

El doctor en neurofisiología por la Universidad de Pittsburgh consideró que entre las mujeres no se da ese comportamiento de manera genética. Pero en el caso de ellas, su determinación es “bien pensada” y por ello “hay que tenerles miedo” cuando deciden engañar a la pareja.

Claves

Test y estadísticas

- En  México el examen genómico tiene un costo de 15 mil pesos, pero se espera que en cinco años no sea mayor a 2 mil.

- Para realizar la prueba que identifica si un hombre es portador del gen RS334 basta una muestra de sangre de 5 mililitros.

- Estudios científicos revelan que 38 por ciento de los varones son portadores de ese gen, sin importar su nacionalidad o raza.

- Según estadísticas del Inegi, 20 por ciento de los matrimonios mexicanos se separan al cabo de un año.