• Regístrate
Estás leyendo: Gastronomía, un poder suave que seduce: Ana Paula Gerard
Comparte esta noticia

Gastronomía, un poder suave que seduce: Ana Paula Gerard

Presenta en la FIL ‘México. Encuentros culinarios’; “hay un redescubrimiento de la cocina mexicana”, dijo Paco Calderón.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

El libro México. Encuentros culinarios, de Ana Paula Gerard, constituye un banquete para los sentidos al abordar cultura, tradiciones y gastronomía de los 32 estados de la República.

La obra fue presentada el lunes en la noche por su autora, el caricaturista Paco Calderón, Sonia González y la escritora Laura Esquivel, quien es coordinadora del área de Educación y Cultura del Plan de Desarrollo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido de Andrés Manuel López Obrador.

En el Espacio Virreyes, ante un auditorio atiborrado de amigos y personajes del mundo empresarial y de la política, como Carlos Peralta, presidente del grupo IUSA, y Eduardo Medina Mora, ministro de la Suprema Corte de Justicia, Ana Paula Gerard, esposa del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, definió a su trabajo editorial como un ejemplo de que la gastronomía se nutre de nuestra cultura milenaria.

El origen de este libro, detalló, “se remonta a la primavera de 2016, cuando conocí al editor Hossein Amirsadeghi, quien con entusiasmo convincente me describió su intención de producir un libro que mostrara ‘el corazón y el alma’ de México a través de su gastronomía. La propuesta me pareció fascinante, y sin un plan definitivo y con la cabeza llena de ideas, me lancé a la aventura. Me movió la oportunidad inigualable de dar a conocer la riqueza cultural de mi país a través de un lenguaje distintivo de nuestra identidad: el de la comida”.

La escritora Laura Esquivel, cuya novela Como agua para chocolate fue llevada al cine, indicó que México. Encuentros culinarios es “un libro fuera de serie por su calidad en todos sentidos: el contenido, la fotografía, pero más que nada, hay una cosa que agradezco mucho, que está hecho con mucho amor a nuestro país, a nuestra cocina. Eso solo puede venir de una persona que conoce su cocina, su país”.

En palabras de Paco Calderón, hay un redescubrimiento de la cocina mexicana, primero en nuestro país y luego en el mundo. “La editorial Hofman editó una serie de libros gastronómicos muy elegantes, muy bonitos sobre Francia, España, Estados Unidos, Hungría, Rusia y demás. Pero luego vi que descontinuaron la serie. Por eso me encanta ver ahora que una mexicana ha retomado el reto y ha hecho la versión para México y para el mundo, en español y en inglés, de lo que es la extraordinaria gastronomía mexicana”, expresó Calderón.

Sonia González señaló que Ana Paula la invitó para que contara cómo cocinaron este libro. “Este libro fue como un gran telar: avanzábamos y retrocedíamos para cuidar el detalle sin descuidar la forma, para equilibrar los colores, para dejar el espacio exacto para la fotografía. No fue nada fácil abordar a este México sorprendente y entrañable. Tejimos una red de complicidades con cada persona que intervino en este libro. Nadie que no hubiese sido Ana lo hubiese logrado, era necesario tener liderazgo y una profunda sensibilidad y terquedad. Sorprende que la brillante economista con maestría en Harvard dé un vuelco a su vida profesional, como editora de este libro sin precedente”.

Ana Paula Gerard, egresada de la Kennedy School O’Gorman Government de la Universidad de Harvard, se propuso hacer este libro con el propósito de transmitir la herencia de la gastronomía mexicana a sus hijos Ana Emilia, Patricio y Mateo. Para ello recorrió durante nueve meses el territorio nacional y exploró los sabores y aromas de cada región, donde adquirió “la certeza de que la sabiduría gastronómica es un poder suave que nos seduce y nos otorga un sentido de pertenencia”.

Sin duda, subrayó, una de las recompensas más grandes de esta travesía a lo largo y ancho del país fue el encuentro con las numerosas personas que dan vida al lenguaje de la cocina, sembrado de códigos transmitidos durante generaciones. “Nos sentimos parte de una comunidad porque nos reconocemos hermanados por un complejo universo de platillos surgidos de la necesidad, la imaginación y el instinto experimental de nuestros ancestros. El compromiso de transmitir conservar y transformar ese legado crea lazos intangibles de una solidez insospechada”, dijo.

Ana Paula Gerard agradeció a su esposo Carlos Salinas de Gortari “su incondicional apoyo y sus agudas observaciones”, lo que le arrancó una enorme carcajada al político mexicano y a la nutrida audiencia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.