Reúne cine y gastronomía la Academia Mexicana de Historia

Se podrá disfrutar de la versión fílmica de la alimentación cotidiana en algunos sectores sociales de la CdMx entre los años 1940 y 1952.
Fotograma de la cinta "Acá las tortas", con Sara García y Carlos Orellana.
Fotograma de la cinta "Acá las tortas", con Sara García y Carlos Orellana. (Especial)

México

La Academia Mexicana de la Historia Correspondiente de la Real de Madrid confirmó que el próximo miércoles inician las actividades del curso Comida y Cine mexicano de la Época de Oro, que el pasado miércoles tuvieron que ser reprogramadas por el sismo de 7.1 grados que afectó a la Ciudad de México y otras cuatro entidades.

En un comunicado, la institución destacó que es la primera vez que se reunirá el discurso culinario y cinematográfico elaborado durante esa etapa de la cinematografía nacional, una de las más prolíficas.

¡Acá las tortas!…Hambre nuestra de cada día. Comida y cine mexicano de la época de oro es un curso especializado que será ofrecido en las instalaciones de la Academia, en Plaza Carlos Pacheco 21, colonia Centro.

El festín cinematográfico incluirá diversas cintas, algunas de ellas son: Acá las tortas, Hambre nuestra de cada día y Primero soy mexicano, entre otras, que serán proyectadas a lo largo de 10 sesiones hasta el 22 de noviembre del año en curso, en un horario de 11 a 14 horas.

Otros filmes programados son: Gendarme de punto, Escuadrón 201, El papelerito, Dicen que soy comunista, Una familia de tantas, Cuando los hijos odian y Barrio Bajo.

Los interesados podrán disfrutar de la versión fílmica de la alimentación cotidiana en algunos sectores sociales de la Ciudad de México entre los años 1940 y 1952, inscribiéndose en las instalaciones de la citada Academia, ubicada cerca de las estaciones del Metro Balderas y/o Juárez.

El curso estaba previsto para iniciar el miércoles pasado, pero ante la situación de emergencia que provocó el fuerte sismo que ha cobrado ya la vida de más de 300 personas en el país, se tuvo que reprogramar no por las condiciones del inmueble, sino porque la gente no acudió ante la recomendación de que se permaneciera en casa para agilizar el tránsito de los servicios de emergencia y brigadas de apoyo.

No obstante, acotó por su parte Roxana Álvarez, secretaria técnica del recinto, luego del movimiento sísmico, autoridades de Protección Civil procedieron a la inspección del inmueble y determinaron que no tenía daños que impidieran continuar con sus labores.

Con esa certeza se reanudaron las tareas del programa y, al día siguiente, la Academia dio a conocer en su página de Facebook que también en solidaridad con “nuestros hermanos” afectados por el sismo, donarán 50 por ciento de lo recaudado por concepto de inscripción a sus cursos Crimenes y castigos (Nueva España y México) y Las relaciones México y Estados Unidos, primera parte, que inician el martes y jueves próximos.

Ello con el propósito de que el dinero reunido sea destinado a la compra de medicamentos y artículos de limpieza, en apoyo a los damnificados.