"Galaor", homenaje mexicano a las novelas de caballería

La obra, de la autoría del dramaturgo Hugo Hiriart, ahora es montada por los alumnos de la Escuela Nacional de Arte Teatral
Estará en cartelera hasta el 4 de junio.
Estará en cartelera hasta el 4 de junio. (Especial)

México

Un joven y novicio caballero se inicia en la búsqueda de una princesa disecada, por la cual tendrá que superar grandes obstáculos: atravesar jardines laberínticos, vencer bestias monumentales y descubrir a los traidores que hay a su alrededor antes de alcanzar la añorada recompensa del amor y justicia. Todo lo anterior ocurre en Galaor, obra en la que son contrastadas y parodiadas las hazañas de caballería.

Encargada de iniciar la temporada académica de la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT), Galaor, de Hugo Hiriart, es dirigida por Carlos Corona, quien para esta escenificación retoma la versión de la dramaturga Maribel Carrasco.

El trabajo de actuación, iluminación, musicalización y escenografía es de alumnos de la ENAT.

Corona explicó que, pese a ser un trabajo académico, se ha pretendido que la obra tenga el nivel requerido para poder presentarse en teatros de todo el país, sin olvidar su principal función: preparar a los alumnos para enfrentarse su vida profesional.

“Estoy convencido de que Galaor se trata de una de las obras primordiales de la narrativa mexicana. Se le han hecho muchas
adaptaciones. Esta que presentamos ahora la vi en un festival de teatro callejero en Zacatecas. Me pareció estupenda”, dijo el director en entrevista para MILENIO.

Destacó el “bellísimo uso del lenguaje de Hiriart. Es un hombre profundamente culto, pero nunca suena pedante a pesar de que utiliza a destajo palabras antiguas, que combina de manera elegante con las cotidianas”.

Para Corona, Galaor es un homenaje a las novelas de caballería, en la que hay claras influencias del Quijote de Cervantes, pero el tema de fondo es la ruptura con la idea de la finalidad práctica en la vida, “que todo debe tener una causa y una razón. Es el no hacer las cosas si no tenemos un fin claro, porque de otra forma no valdría la pena. Hugo toma eso y piensa ‘por qué una empresa no puede tener valor por el simple hecho de hacerla, aunque sea un error’. Lo que nosotros decimos es que poco importan las consecuencias si uno sigue su corazón, juega y canta”.

Galaor estará en el Foro Antonio López Mancera de la ENAT, en el Centro Nacional de las Artes, hasta el 4 de junio, de miércoles a viernes a las 20:00, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00.