García Márquez sale del hospital

El escritor y periodista colombiano estuvo internado por deshidratación e infecciones bronquial y de vías urinarias.
Llegada de Gabriel García Márquez a su casa.
Llegada de Gabriel García Márquez a su casa. (Especial)

México

Gabriel García Márquez abandonó, tras ocho días de hospitalización, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán a las 15:48 horas, donde estaba internado por deshidratación e infecciones bronquial y de vías urinarias.

El escritor y periodista colombiano —con un diagnóstico "delicado conforme a su avanzada edad"— llegó a su casa en la ciudad de México, a las 16:11 horas, en una ambulancia blanca, de la empresa Vidamed. Fotógrafos intentaron tomar imágenes, mientras descendía en una camilla y cubierto con una manta azul.

Elementos de la Policía Auxiliar capitalina aguardaban en la puerta de acceso, de la casa ubicada en San Jerónimo, para permitir el libre paso del auto que trasladaba al autor de Cien años de soledad.

Jaqueline Piñera, encargada de comunicación del Instituto Salvador Zubirán, informó a través de un boletín que "el escritor Gabriel García Márquez fue dado de alta para convalecer en su casa. Su estado de salud es delicado pero de acuerdo a su edad".

"Su estado de salud es delicado pero de acuerdo a su edad"


A la casa del Premio Nobel de Literatura 1982 fueron trasladados tanques de oxígeno, equipo especializado de monitoreo, una cama de hospital especial para evitar llagas y todo lo requerido para evitar recaídas, sobre todo, porque respondió favorablemente al tratamiento de antibióticos de amplio espectro.

Por la mañana el asistente personal del autor de El coronel no tiene quien le escriba, Genovevo Quiroz, y de su hijo, Gonzalo García Barcha, realizaron diversos trámites para obtener el alta luego de ser internado desde el 31 de marzo por un cuadro de deshidratación y un proceso infeccioso pulmonar y de vías urinarias, que provoco afectaciones colaterales en riñones.

La noticia de su estancia hospitalaria se dio a conocer desde el pasado jueves por parte de la Secretaria de Salud. El novelista fue atendido por un grupo multidisciplinario de médicos, entre infectólogos e internistas.

Luego de ocho días, el escritor de 87 años de edad fue dado de alta del cuarto piso donde se encontraba con un pronóstico favorable, conforme a fuentes oficiales y a la misma familia.