• Regístrate
Estás leyendo: Furia musical
Comparte esta noticia
Domingo , 17.06.2018 / 19:49 Hoy

Furia musical

Al igual que los Sex Pistols en su momento, los Sleaford Mods dan voz a la furia acumulada en incontables barrios bajos.

Publicidad
Publicidad

Eduardo Rabasa

A pesar de que en los festivales de música los grupos que funcionan como cabeza de cartel son los que concentran la atención, a menudo lo más interesante suelen ser los descubrimientos de músicos menos conocidos, principalmente cuando la curaduría del festival se realiza con curiosidad, amplitud de criterio e inteligencia, como es el caso del Primavera Sound de Barcelona. Por coincidir las fechas con cuestiones de trabajo, el año anterior tuve la oportunidad de acudir, y un amigo alemán llamó mi atención hacia un grupo que, según él, era lo más revolucionario que había producido la música británica desde los Sex Pistols: los Sleaford Mods.

En uno de los escenarios menores, aparecieron dos ingleses cuarentones, el vocalista Jason Williamson y el creador de la música, Andrew Fearn, acompañados únicamente por una laptop. Fearn vestía shorts, gorra y tenía una cerveza de lata en la mano. Luego de pulsar un botón que daba inicio a cada canción, se limitaba a bailar un tanto arrítmico, dando sorbos a su cerveza. La música es minimalista, a menudo simplemente bajo y batería, y sirve como telón de fondo para el agresivo estilo vocal de Williamson, quien compone todas las letras y las canta a gritos armónicos, lanzando invectivas contra el sistema económico, político, social, desde una perspectiva de clase trabajadora en una situación desesperada, sin oportunidades, furiosa contra un estado de cosas que encima los culpa por su precaria situación. En efecto, al igual que los Sex Pistols en su momento, los Sleaford Mods dan voz a la furia acumulada en incontables barrios bajos, donde la gente se las arregla para trabajar arduamente en trabajos mecánicos, sin sentido, obteniendo una paga que apenas es suficiente para poder mal vivir.

En canciones como “Jobseeker” (Buscador de trabajos) cantan:

Sr. Williamson, su historial laboral es impresionante

Veo que ocupó tres puestos gerenciales

Con compañías de gran prestigio

¿No le gustaría hacerlo de nuevo?

No: tan solo acabaría robando ese puto lugar.

En entrevistas, Williamson ha admitido que la rabia es parte integral de la música de los Sleaford Mods. Al verlo vociferar furioso en el escenario, acompañado por el talante cínico de Fearn mientras baila y bebe cerveza, vienen a la mente los disturbios que incendiaron Londres hace unos pocos años, cuando adolescentes encapuchados destruían y saqueaban tiendas y pubs, tan solo con tal de conseguir robarse un par de tenis nuevos: “Los muertos caen/ A nadie le importa./ Estás atrapado, yo también/ Alienación, a nadie le importa”. A través de su muy original música, los Sleaford Mods representan el consuelo que produce la conciencia de vivir en un agujero del que jamás se podrá salir, anclados en la negativa absoluta de consolarse con los lugares comunes que permiten a la gente sobrellevar la existencia. Para muestra, un reciente mensaje publicado en su cuenta de Twitter: “Siéntete mejor compartiendo un artículo que denuncie alguna atrocidad social”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.