Fundación Inclúyeme consigue empleo a 76 discapacitados

Las empresas comienzan a tener un papel destacado en este tema.
Francisco de la Fuente, bailarín con síndrome de Down.
Francisco de la Fuente, bailarín con síndrome de Down. (Stephanie Ochoa)

México

La fundación Inclúyeme inserta a jóvenes discapacitados intelectuales en actividades laborales y recreativas que les permiten desarrollarse como cualquier otra persona promueven su independencia como un derecho y han encontrado empleo a 76 personas.

A través del apoyo de Compromiso Social Banamex, la institución recibió 89 solicitudes de becas para que familias con integrantes que se encuentren en esta condición puedan educarse con mejor calidad.  

En conferencia de prensa, Enrique Grapa, presidente de Inclúyeme, dijo que las empresas comienzan a tener un papel destacado en la responsabilidad social y ya existen varias que dan trabajo y apoyo a estos jóvenes y adultos.

 “Antes una persona con discapacidad era vista como un problema que no solo afectaba a sus familias, sino que era rechazado en la sociedad. Hoy el paradigma ha cambiado y hay una nueva visión enfocada a los derechos igualitarios”, señaló.

Destacó que su programa de Vida Independiente cuenta con 2 mil 338 discapacitados intelectuales que han conseguido un beneficio significativo en su vida, que van desde servicios médicos, apoyos clave en el hogar, esquema de seguridad financiera, hasta siete departamentos otorgados.

A la obra teatral, Hoy No Me Puedo Levantar, por ejemplo,  se incorporó Francisco de la Fuente, un joven bailarín con síndrome de Down, quien ha destacado por su habilidad en los escenarios profesionales.

El dinero por los boletos vendidos de su segunda obra, a realizarse el próximo 7 de noviembre con el elenco, será donado al doble a la fundación.

Grapa añadió que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 3.4 por ciento de la población mexicana cuenta con alguna discapacidad; sin embargo, 90 por ciento de ellos puede trabajar, aunque solo 10 por ciento lo haga, y tan solo uno por ciento reciba un salario.

“Los invitamos a ver a las personas con discapacidad intelectual con base en sus habilidades personales. Nosotros promovemos la vida independiente de personas con discapacidad intelectual como una realidad y como un derecho. Ellos pueden, solo hay que apoyarlos para que lo logren”, finalizó.

Al día de hoy la fundación Inclúyeme cuenta con un catálogo virtual de productos de calidad elaborados por sus integrantes, los cuales demuestran las capacidades que los integran en una sociedad de igualdad y respeto.

Empresas como Ericsson se han sumado al consumo de éstos, regalando a sus trabajadores al final de año únicamente artículos de esta gama. Se está trabajando también con la Federación Mexicana de Futbol para aquellos que se desempeñen en el deporte.

A seis años de trabajo, la Fundación Inclúyeme ha logrado 76 empleos en diversas empresas.