No se ha dicho todo del hampa

FUNCIÓN DOMINICAL
Tom Hardy
Tom Hardy (Especial)

Durante una de las escenas más divertidas de Érase una vez en América, el chico, después del primer gran golpe, aparece en casa de la chica y pregunta: "¿Cómo me veo?". Ella lo ve de arriba a abajo y responde: "Como un gánster". Así vemos a Reggie Kray, mafioso protagonista de Leyenda: la profesión de la violencia, una más de todas estas películas que aparecen cada tanto en las carteleras del mundo. Pero, ¿Leyenda es realmente una película más? Hay diferencias notables. Todo sucede en Londres por ejemplo.

No en Chicago o Nueva York. La diferencia más profunda sin embargo, estriba en que, aunque no es una gran película, Leyenda nos regala personajes muy seductores. Los chicos malos para empezar: son gemelos. Buena idea como para pensar no solo en torno a la diversidad del carácter con independencia del material genético sino, más allá, para repensar la vieja noción que dice que no hay peor enemigo que uno mismo. Cada quien pelea con su sombra. El gemelo de Reggie es un tipo extraño: cita a Homero con la misma facilidad con la que mata a martillazos al hombre a quien sorprende por lo extravagante de su comportamiento. Un psiquiatra dice en la película que Ron es esquizofrénico. Actuar al hermano de Reggie es en sí mismo un reto.

La cosa crece cuando nos enteramos de que a los dos gemelos los interpreta el mismo actor, Tom Hardy. Se ha escrito en la prensa de Estados Unidos que Hardy está sobreactuado. Puede que sí, aunque no se trata de nada que no hayamos visto en otras películas de mafiosos que vale la pena ver. Leonardo di Caprio en Gangs of New York, por ejemplo. Más sobreactuado no se puede estar. Al Pacino en El Padrino III. Creo que la prueba de que sobreactuado o no, el trabajo de Hardy es excepcional, está en que ha conseguido interpretar a un personaje esquizofrénico que, además, es adorable con todo y su maldad.

Hardy no lo hubiese conseguido sin líneas muy bien escritas aunque, con el guión sucede más o menos lo mismo que con la actuación: está en esa región del "casi" que no necesariamente implica mediocridad. Leyenda es "casi" una gran película. No termina por serlo porque es predecible, pero sobre todo porque el director se está metiendo en una tradición en la que necesariamente va a medirse con autores como Scorsese, Coppola y, mi preferido, el Sergio Leone de Érase una vez en América. Ni siquiera Scorsese es consistente en todas sus películas con este tema.

Hace bien Helgeland midiéndose con éstos. Espero que el futuro esté lleno de películas de mafiosos porque el gánster es uno de los tópicos más atractivos del cine. Comparada con una tradición que se remonta a Little Caesar, de 1931, Leyenda no impresiona mucho, pero hay en ella un guión y una actuación que demuestran que con todo y Sergio Leone todavía se pueden decir cosas en estos filmes en que los malos son buenos en su crueldad. Leyenda: la profesión de la violencia es un film entretenido y recomendable para esta función dominical.

Leyenda: La profesión de la violencia (Legend). Dirección y guión: Brian Helgeland, basado en la novela de John Pearson. Fotografía: Dick Pope. Con Tom Hardy, Emily Browning, David Thewlis, Christopher Eccleston. Inglaterra-Francia-Estados Unidos, 2015.
@fernandovzamora