Milagros, México y Dios

FUNCIÓN DOMINICAL
Milagros del cielo
Milagros del cielo

En el 2002 Patricia Riggen ganó fama en Estados Unidos con el corto La milpa, historia que como Milagros del cielo explora tres temas que interesan a la directora. Los milagros para empezar. La película inicia con secuencias fotográficas de Checco Varese que recuerdan El árbol de la vida, dirigida por Terrence Mallick y fotografiada por Emmanuel Lubezki. No solo se recorta un árbol contra el cielo. La protagonista habla también de la gracia y la fe. Otro asunto que recuerda a Mallick es la apasionada religiosidad que se vive en el sur de Estados Unidos y sobre todo la pérdida de la fe. Aquí recordamos To the Wonder.

Milagros del cielo es la historia de una familia ciento por ciento estadunidense que vive en una granja, va a la iglesia y cena con luz tenue antes de dormir. El anuncio al inicio de la película (“esto es una historia basada en hechos reales”) y el título de la misma, no ofrecen mucho suspenso. Uno supone que va a suceder lo que, en efecto, sucede.

La dirección tiene momentos buenos y otros no tanto. El pastor protestante, por ejemplo, está sobreactuado: sacando sombrillas y cascos de futbol americano para entretener a su público parece más una caricatura que un pastor. La pequeña protagonista, en cambio, es excelente actriz. No se trata solo de gritar cuando tiene que gritar, Kylie Rogers transmite ternura, que es exactamente lo que Patricia Riggen está buscando.

Junto a Rogers hay otra actriz memorable: Queen Latifah ofrece un contrapunto cómico que da ligereza a una película que con tanto drama de pronto hubiese podido volverse pesante. El otro interés de la directora es México. Sin duda nosotros y los paisanos en el norte necesitamos obras que hablen de los mexicanos talentosos que viven en Estados Unidos. Uno de ellos es el doctor Samuel Nurko, interpretado por Eugenio Derbez. Derbez ofrece un misterio: consigue ser él en cualquier papel. No importa de qué se disfrace, cómo se vista o en qué idioma hable, las inflexiones de su voz y sus movimientos son siempre los mismos. La película no ha tenido una buena recepción en Estados Unidos. Tal vez suceda que ha sido vista como cine de propaganda y hay algo de cierto: solo quienes ya estén convencidos de que los milagros existen encontrarán valores en Milagros del cielo. Con todo y la buena factura hay una diferencia entre Emmanuel Lubeski y Checco Varese, entre la complejidad teológica de El árbol de la vida y este milagro que no termina por afrontar cabalmente el tema más complicado de toda religión o sistema filosófico: ¿Por qué sufre la gente buena? El montaje final de Milagros del cielo ofrece una respuesta parcial: el bien se construye con pequeños actos de bondad. Son estos hechos discretos los que terminan por producir un milagro. Es cierto y sin embargo tengo la impresión de que Milagros del cielo solo va a gustar a quien ya esté convencido de la importancia de creer en Dios. No creo que Riggen consiga convencer de la verdad de los milagros a las mayorías que asisten a una función dominical.


Milagros del cielo (Miracles from Heaven). Dirección: Patricia Riggen. Guión: Randy Brown basado en el libro de Christy Beam. Fotografía: Checco Varese. Con Kylie Rogers, Queen Latifah, Eugenio Derbez. Estados Unidos, 2016.

@fernandovzamora