• Regístrate
Estás leyendo: Fotógrafo de la Revolución y el desnudo: rescatan en libro obra de Antonio Garduño
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 13:40 Hoy

Fotógrafo de la Revolución y el desnudo: rescatan en libro obra de Antonio Garduño

Conocido por sus imágenes de la Revolución Mexicana y sus retratos al desnudo de Nahui Olin, el fotógrafo Antonio Garduño revive en libro editado por la UAM.
Publicidad
Publicidad

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) publica el libro homenaje Antonio Garduño. Fotografía y periodismo en los inicios del siglo XX, de Laura Castañeda García y Daniel Escorza Rodríguez, un volumen que rescata la biografía, la iconografía y el aporte de Garduño al desarrollo de la fotografía en México, señala la institución en un comunicado.

Antonio Garduño fue uno de los fotógrafos más destacados de México en el siglo XX, bien conocido por sus imágenes de los generales Pancho Villa y Emiliano Zapata en la silla presidencial, en 1914, o por sus fotografías de Madero y otros personajes políticos y militares de la Revolución, además de sus célebres retratos al desnudo de Nahui Olin.

Aunque en su tiempo fue conocido como el fotógrafo de las novias, Garduño no se limitó sólo a realizar ese tipo de fotografía, su trabajo se diversificó entre la fotografía de retratos, la fotografía periodística y la fotografía artística.

Proveniente de una familia de artistas, ingresó a la antigua Academia de San Carlos junto con sus hermanos: el pintor Alberto Garduño y el también fotógrafo Alfonso Garduño, dedicado a la reproducción fotomecánica. Sus primeros trabajos fotográficos datan de 1903, cuando realizó las fotografías para la clase de desnudos de Antonio Fabrés dentro de la antigua Academia de San Carlos.

En 1911 fue miembro directivo de la recién fundada Sociedad de Fotógrafos de la Prensa, lo que le permitió acercarse a personajes claves del fotoperiodismo como a los Hermanos Casasola, con quienes registró parte importante de los acontecimientos ocurridos durante el desarrollo de la Revolución Mexicana.

Villa y Zapata en la silla presidencial en 1914. Acaso la foto más célebre de Garduño pertenciente el archivo Casasola

El rescate de las imágenes

En 2016 la doctora Laura Castañeda García inició una investigación con base en las impresiones del maestro Garduño resguardadas en los acervos de la Academia de San Carlos, mientras que el doctor Daniel Escorza Rodríguez encontraba en las bóvedas de la Fototeca Nacional del Institutito Nacional de Antropología e Historia algunos registros de prensa del artista de la lente que datan del periodo 1911-1915.

Ambos trabajos representaron una búsqueda profunda en archivos y colecciones particulares que permitieron a los especialistas en arte e historia sacar a la luz el cuerpo de imágenes de este creador mexicano y plasmarlo en el libro Antonio Garduño. Fotografía y periodismo en los inicios del siglo XX. La edición de la Unidad Xochimilco de la UAM incluye la trayectoria fotográfica del artista, dividida en cinco fases que dan cuenta de su destreza detrás de la lente.

La primera etapa está centrada en sus estudios en la Academia de San Carlos, durante su paso por el taller de pintura de Antonio Febrés, quien revolucionó la enseñanza artística en México al introducir el desnudo y la fotografía en sus clases, creando un singular ambiente cultural en el que participaban Garduño junto a sus compañeros José Clemente Orozco, Diego Rivera, Saturnino Herrán, Roberto Montenegro y Francisco Goitia, entre otros que marcaron la época.

El libro editado por la UAM (Especial)

En ese periodo, el joven Garduño documentó el final del porfiriato y el proceso de la Revolución Mexicana, consiguiendo tomas libres que se mantienen como parte del registro oficial de dicho conflicto social con imágenes de Francisco I. Madero, Victoriano Huerta y Zapata, entre otros.

Sus trabajos como fotoperiodista aparecieron en El Diario, Revistas de revistas, La Ilustración Semanal, Novedades, Revista Ovaciones, Revista del automóvil y Helios, donde se desempeñó como editor, entre otras publicaciones.

Sin embargo la faceta más conocida de Garduño fue el periodo en que realizó retratos al cuerpo desnudo de Carmen Mondragón, mejor conocida como Nahui Olin, a quien Garduño complació su deseo de ver plasmado su cuerpo en distintas sesiones fotográficas desarrolladas tanto en estudio como en las playas de Veracruz.


               Zapata en otra de las famosas imágenes de Garduño (Especial)

Posteriormente, Garduño se dedicó a fotografiar la Ciudad de México, donde experimentó con la fotografía de paisaje de corte bucólico y citadino, además de ser organizador y animador de exposiciones y secretario de la Asociación de Fotógrafos de México. Además del rescate biográfico e iconográfico, este libro es también un catálogo de imágenes de este autor que permiten conocer su aporte a ese arte.

Los doctores Laura Castañeda García, profesora del Posgrado en Artes y Diseño de la Universidad Nacional Autónoma de México, y Daniel Escorza Rodríguez, investigador de la Fototeca Nacional del Instituto Nacional de Antropología e Historia, agradecieron a la maestra Catalina Durán McKinster, coordinadora de Extensión Universitaria de la UAM y al equipo de producción editorial por la labor realizada  para la publicación de este título, finaliza el comunicado de la UAM.

AG



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.