"No me preocupa sino que alguien me lea": Daniella Pérez Rojano

En su debut literario, esta fotógrafa y pintora publica El brillo de mi sombra, una novela donde la protagonista, abrumada por los problemas, puede encontrar apoyo en lo sobrenatural
Daniella Pérez Rojano estudió guión cinematográfico, ha experimentado con la pintura y la fotografía.
Daniella Pérez Rojano estudió guión cinematográfico, ha experimentado con la pintura y la fotografía. (Archivo Daniella Pérez Rojano)

Ciudad de México

Con la historia de María, una joven guanajuatense que abandona todo para iniciar una nueva vida en la Ciudad de México, pero cuyos sueños y ciertos sucesos inexplicables le revelan que en ocasiones es imposible dejar todo atrás, Daniella Pérez Rojano hace su debut en las letras. Estudió guión cinematográfico, ha experimentado con la pintura y la fotografía, pero con este relato de tintes sobrenaturales intenta demostrar que su nombre puede estar más allá de las páginas de sociales de los diarios.

¿Cómo surgió la idea del libro El brillo de mi sombra (Porrúa, 2015)?

Desde muy chiquita escribo, empecé a escribir cuento desde que tenía 12 años. Esta novela surge precisamente de algo que escribí en papel, como de media cuartilla, hace como 10 años y que luego fue tomando forma.

¿Qué tan autobiográfica es?

No es autobiográfica, pero el personaje principal tiene mucho de mí; no es mi historia, pero sí tiene destellos míos y muchos personajes de la novela tienen tintes de personas que en algún momento han transitado por mi vida.

¿Por qué la historia sabe un poco a Laura Esquivel?

¿A eso te supo? (risas). No me basé en nadie, parte de mi inspiración es la mujer que ha escrito, que es literata, como Laura Esquivel o Isabel Allende. No siento que les esté copiando su estilo, solo estoy escribiendo a partir de los temas que a mí me interesan.

A tu protagonista le suceden algunas cosas llamémosle místicas ¿Eres supersticiosa?

María enfrenta un momento difícil tras otro, y cuando cree que no va a acabar decide huir, pero en cuanto comienza una nueva vida el pasado la encuentra de una forma que jamás imaginó, como que algo o alguien "la llama". Esa parte de la historia si tiene que ver con que me encanta lo sobrenatural, creo que hay gente que trae mensajes a través de otras personas, de sueños. Me encanta creer que hay personas que ya no están físicamente con nosotros, pero su presencia permanece.

¿Por qué hablas de un antes y un después, hay un parteaguas en la vida de Daniella como en la de María?

En la vida de todos, creo, hay un parteaguas. En la de María es el accidente de su hermano lo que cambia por completo la vida de su familia. En la mía, la muerte de mi padre; murió de un infarto, se fue así, sin avisarnos, y aunque me costó mucho trabajo superarla, entendí que al final siempre habrá como una lucecita que te saque, de ahí el título de la novela El brillo de mi sombra.

Vienes de una familia de empresarios y políticos —tu hermano es regidor de Tequisquiapan. ¿Por qué hacer literatura?

Mi madre y mi abuelo eran grandes dibujantes; mi abuela era músico y era lírica, mi hermano es poeta. Creo que siempre han existido dotes en la familia, no era nada más la parte empresarial, política, sino que hay un don artístico. Sin darme cuenta de eso comencé con la fotografía y la pintura, pero siempre escribía, como hobby, pero escribía, hasta que esa idea plasmada en un papelito terminó convirtiéndose en un gran texto que un día, tras agarrar valor, decidí publicar.

¿Te ha costado demostrar que no es solo es el apellido, sino que hay vocación literaria?

Desde el momento en que decidí publicar no me preocupé por la crítica, me preocupé porque alguien me pudiera leer. Yo entiendo tres cosas: que es bien complicado entrar al mundo de la literatura, que una editorial te publique, y que los críticos te critican con base a su experiencia y sus conocimientos. Pero solo quiero mostrar lo que escribí y que alguien se pueda sentir identificado con eso.