Médicos impulsan foro sobre errores del sistema de salud

El movimiento #YoSoy17 organiza el evento para corregir deficiencias como las guardias de castigo, la falta de insumos o atender más de 40 pacientes al día.
Julio Agustín Bueno Ledesma, líder del movimiento en Guadalajara.
Julio Agustín Bueno Ledesma, líder del movimiento en Guadalajara. (Blanca Valadez)

Guadalajara

El moviendo #YoSoymédico17 organiza, con “aval” de la Secretaría de Salud (Ssa), un foro nacional destinado a corregir las severas irregularidades con las que opera el sector, como guardias de castigo que propician que duerman solo 28 horas a la semana, la atención de al menos 40 pacientes al día y la falta de medicamentos, insumos y equipo para disminuir errores en diagnósticos y tratamientos.

Carlos Francisco Moreno Valencia, infectólogo pediatra e integrante del movimiento de médicos —también conocido como #Yosoy17—, explicó a MILENIO que están siendo atendidos por la Ssa para organizar este foro, que se espera se lleve a cabo en la Academia Mexicana de Cirugía en un máximo de dos meses.

“Hemos sido atendidos por la secretaria Mercedes Juan para realizar un foro… Queremos que esté presente la Comisión de Salud del Senado y de la Cámara de Diputados, los presidentes de las asociaciones médicas, algunos titulares de Salud estatales para llegar a soluciones de fondo”, comentó.

Ese grupo trabajadores sanitarios surgió en apoyo a 16 especialistas contra los que se giraron órdenes de aprehensión por presunta negligencia y homicidio culposo en Guadalajara.

También me dormí

Luego de difundirse la imagen de una doctora que se quedó dormida en su guardia, los integrantes de este movimiento subieron sus fotos a redes sociales con el hashtag (tema) #YoTambiénMeDormí, para hacer evidente que debido a las guardias de castigo “llegamos a dormir 28 horas a la semana. Yo he atendido a más de 100 pacientes en 36 horas”, ejemplificó el pediatra David Sánchez Ramírez.

La Norma Oficial Mexicana (NOM-001-SSA3-2012) establece en el caso de residentes guardias de 24 horas tres veces a la semana, por lo que los médicos del movimiento se quejaron de la imposición roles arbitrarios y de guardias de castigos fuera de esa reglamentación.

Moreno Valencia agregó al respecto: “Tenemos una  norma oficial para residencias que contempla guardias de 24 horas, no de 36, de 38 ni de 40. Hay gente que labora hasta 48  sin descanso, es variable (…) genera médicos cansados, lo que va a redundar en errores”, explicó.

Al cuestionar al médico sobre los errores comunes que se cometen al estar cansado comentó que “pudiera haber equivocaciones en cuanto a un procedimiento quirúrgico, durante la prescripción de un medicamento o de alguna dosis.

“Hay muchas aristas que se pueden presentar por cansancio físico, dejar de ver algunos datos que pudieron ser importantes para establecer un buen diagnóstico. Claro, esto nos indigna porque no se respetan las normas”, afirmó.

Los médicos que publicaron fotos en las que aparecen dormidos aclararon que cuando tienen bajo su responsabilidad un enfermo grave activan todo tipo de protocolos de seguridad, que consiste en apoyarse en una red de colegas dentro de la institución.

Moreno Valencia aceptó que, como en cualquier profesión, hay médicos negligentes y sin capacitación; sin embargo, lo que está sucediendo en México con la cantidad de noticias sobre casos graves de pacientes fallecidos por falta de atención obedece más a un mal de la organización y operación del sistema sanitario.

“Somos la cara de la institución y nos reclaman si no hay un medicamento o material. La gente piensa que el médico es el que le está dando la espalda, cuando en realidad es el sistema... Se sataniza al médico”.

Julio Agustín Bueno Ledesma , líder del movimiento en Guadalajara,  explico que “muchas veces atendemos a heridos por riñas callejeras, balaceados, víctimas de choques automovilísticos… Entramos a cirugía en cuatro o cinco salas al mismo tiempo, durante toda la noche y ya cuando a veces dices quiero dormir 5 minutos te hablan de que hay otro paciente grave”.

Patricia Maldonado García, anestesióloga cardiovascular, abundó que los médicos también son víctimas de violencia.

“Si das una noticia y no cubre las expectativas del paciente o de sus familiares corres el riesgo de ser atacado. Ha sucedido que en las mismas instituciones los familiares golpean a los médicos porque no les gustó el diagnóstico, no recibieron el fármaco que no depende de ti,  no se les hizo el estudio o no se operó en la fecha programada porque no había insumos”, concluyó.