“Somos aprendices de todo, maestros de nada”

Los Folkloristas no sólo se han dado a la tarea de recuperar sonidos de muchos rincones del país, sino incluso algunos instrumentos, gracias a lo cual han desarrollado un ritmo muy específico.
“La función del grupo es dar a conocer nuestras raíces”, dicen.
“La función del grupo es dar a conocer nuestras raíces”, dicen. (Especial)

Morelia

Los Folkloristas siguen empeñados en difundir la música tradicional mexicana y latinoamericana. La agrupación actualmente está conformada por Olga Alanís, Valeria Rojas, José Ávila, Diego Ávila, Enrique Hernández, Omar Valdez y Sergio Ordóñez. En entrevista, Pepe y Valeria nos comentan sobre los inicios del grupo, la falta de difusión de esta música, las canciones que más le han gustado a la gente y un poco de su experiencia dentro de la agrupación.

“La primera presentación del grupo fue hace 50 años, en marzo de 1966, no teníamos ni nombre y entonces la mamá del compositor y guitarrista Gerardo Tamez dijo, ‘hacemos folclor, pues somos los Folkloristas’”, expresó Ávila, fundador del grupo, al recordar cómo surgió el nombre, cuando un grupo de amigos se reunía a tocar en las casas donde se encontraba Salvador El Negro Ojeda, Jorge Saldaña, las hermanas Domínguez, Gerardo Tamez y su mamá.

El Negro Ojeda tenía un café cantante que se llamaba El Chez Negro y ahí tocamos rumba, con un grupo del Negro Ojeda donde llegaban Rubén Ortiz, René Villanueva, Jas Reuter y Jorge Saldaña y echábamos palomazos; comentábamos y conseguíamos instrumentos en donde decíamos: ‘¡Ay mira, ya tenemos un charango, vamos a montar algo!’, y tocábamos con un tambor oaxaqueño, pero no era un bombo, entonces había que conseguir uno”, relató Pepe.

Valeria comentó que se siente muy afortunada de formar parte del grupo, porque aunque no ha tocado los 50 años y no es fundadora, es afortunada de estar presente en esta gran celebración, además de que con el concierto que ofrecieron en Bellas Artes pudo conocer más de los exintegrantes, porque en todos los ensayos comentaban las anécdotas de todos los viajes, de los géneros, de las grabaciones de campo, por lo que fue un aprendizaje para ella.

“Nosotros somos aprendices de todo pero maestros de nada; es la función del grupo dar a conocer nuestras raíces, las riquezas de donde venimos, al tiempo de reconocernos como latinoamericanos; desde el principio hemos tocado mayoritariamente música mexicana, pero también latinoamericana, es una riqueza densa y esto es un trabajo de 50 años, en el cual no hubiéramos durado tanto si no nos gustara y, al  mismo tiempo, pensáramos que vale la pena hacerlo” destacó Pepe Ávila.

Los Folkloristas no sólo se han dado a la tarea de recuperar sonidos de muchos rincones del país, sino incluso algunos instrumentos, gracias a lo cual han desarrollado un ritmo muy específico con el paso de los años, como la marimba de Chonta, una forma colombiana de la marimba, el arpa chiquita de San Luis Potosí o la jarana jarocha, que apenas si resultan conocidas.

Al conmemorarse el 50 aniversario de Los Folkloristas, Pepe Ávila invita a los jóvenes a que vengan a ver y escuchar su trabajo, además de que tendrán un conocimiento de la riqueza de nuestro país, “lo que nos hace mejores, muy orgullosos como mexicanos y latinoamericanos”.

Valeria Rojas exhortó a la gente a acercarse a la agrupación, que apuesta por construir un sentido de identidad, en el que se pueda conocer la riqueza de este país a través de la música de Los Folkloristas.