'Gran drama social', la pérdida del territorio en México

La historiadora Patricia Galeana relata cómo se sintió el pesar de los mexicanos de mitad del siglo XIX cuando se enteraron de la pérdida del territorio nacional.
La firma de los tratados de Guadalupe Hidalgo generó un profundo sentimiento de tristeza en los mexicanos de 1848.
La firma de los tratados de Guadalupe Hidalgo generó un profundo sentimiento de tristeza en los mexicanos de 1848. (Gustavo Mendoza )

Monterrey

La pérdida del 51 por ciento del territorio nacional, tras la firma de los tratados de Guadalupe Hidalgo, generó un profundo sentimiento de tristeza en los mexicanos de 1848, generando un drama social en los pobladores que de pronto vieron a sus familias divididas por este hecho.

En la conferencia "La guerra y la conquista territorial que Estados Unidos infligió a México", la historiadora Patricia Galeana refirió los diversos hechos y tramas políticas que llevaron al país a uno de sus episodios más tristes de su historia.

El auditorio del Museo de Historia Mexicana lució lleno para la conferencia de Galeana. Punto por punto, la historiadora refirió el interés expansionista que los Estados Unidos empezaban a generar y que probaron, por vez primera, con México.

Refiriendo documentos y libros consultados, la historiadora dio algunas referencias sobre cómo se sintió el pesar de los mexicanos de mitad del siglo XIX cuando se enteraron y sufrieron por la pérdida del territorio nacional.

"Hubo una gran depresión en quienes estaban conscientes de lo que se estaba perdiendo. Cuentan, esto es una leyenda, que Santa Anna lloró cuando le enseñaron en un mapa todo lo que se había perdido", relató Patricia Galeana, directora del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México.

Además, resaltó cómo algunos connacionales decidieron trasladarse a México en lugar de aceptar la ciudadanía estadounidense tras la firma de los tratados. Se calcula que había 80 mil mexicanos en Arizona, Nuevo México, Texas y la Alta California en esos años.

"México perdió su territorio pero perdió algo más: desde luego todos los connacionales se quedaron al otro lado. Hubo casos conmovedores como en Santa Rosalía, la frontera, en donde los pobladores desenterraron a sus muertos para traérselos y enterrarlos en territorio mexicano", apuntó.

Relató, además, como el Tratado Guadalupe Hidalgo (llamado así porque se firmó en la antigua Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México) los Estados Unidos también buscaban apropiarse de la península de Baja California y el Istmo de Tehuantepec, situación que no prosperó.

En su charla, no evitó hablar de la polémica figura de Antonio López de Santa Anna ante diversas preguntas de los asistentes.

"Los estadounidenses decían que Juárez y Ocampo no eran sobornables, Santa Anna sí. Entonces, si no podían con uno, buscaban al otro", expuso casi al concluir la charla.

PZVB