• Regístrate
Estás leyendo: Fin de “Archivo hache”
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 14:59 Hoy

Fin de “Archivo hache”

Archivo hache.

Publicidad
Publicidad

Hace una semana me notificaron que esta sería mi última columna. En un principio quise despedirme de los lectores con mayor extensión. Pero caí en cuenta que sería un error cerrar de un modo diferente al que con cada semana unos pocos lectores me concedían dos minutos.

Periodismo es buscar la verdad detrás de las mentiras que otros periodistas llaman noticias. Todo lo demás es mercadotecnia.

Durante los años que duró esta columna, semana a semana busqué diseccionar un sistema cultural regido por la corrupción y la farsa.

Describir todo tipo de mecanismos de la Alta Transa Cultural (sus usos y costumbres) fue el tema principal de “Archivo hache”.

Soy el primer sorprendido en haber durado tantos años señalando a dicha pseudo–mafia.

Por ser escritor literario, quise que cada columna fuese un micro–ensayo aforístico (y pistolero, como mi abuelo).

Ser crítico me ganó enemigos. Casi todo ellos escritores y funcionarios.

También me ganó algunos lectores. Desde mediados de 2012, abrimos un espacio para re–publicar las columnas (www.archivohache.blogspot.com). Al momento de escribir estas líneas, el blog tenía 230 mil 927 visitas suyas e igual número de agradecimientos míos.

En 1997 comencé a colaborar en un semanario de Baja California y desde entonces he escrito periodismo cultural sin parar. La siguiente semana, por primera vez en casi dos décadas, no tendré la obligación de sentarme a escribir mi pieza semanal para algún medio.

Escucharé las mismas canciones pero esta vez no tendré que teclear nada. Será una tarde rara en Tijuana.

Combinar periodismo y literatura es combinar hoy activismo y performance. Hacer de la estética una ética, es decir, desear que la belleza verbal baile con la verdad analítica, sin que tengamos más mérito que poner una parte de la música, y saber que, como estamos en México, no debe extrañarnos que el baile incluya balazos.

Tratándose del fin de una serie, quiero consignar que en la fecha de cierre de este fallido archivo, México estaba en una narcofosa, cavada, de nuevo, por el Partido Revolucionario Institucional, aliado con el cártel de las transnacionales.

Y cuyo aparato cultural (instituciones gubernamentales y empresas afiliadas) quería retomar el control remoto de opiniones y redes, teclados y pantallas, porque, en la realidad, el presidente mismo era un selfie en crisis dentro de un informercial lleno de acarreados.

Atravesamos un tenebroso túnel cultural. El control norteamericano–mexicano y la sociedad del espectáculo han jodido los tejidos de la imaginación crítica, y diseñan artistas y escritores encargados de dar una imagen de “civilidad”, “tradición” y “novedad”, y de ningunear, silenciar y atacar disidentes (y cambiar de tema).

Fui crítico hacia todas las direcciones. Si a alguien no critiqué, le pido disculpas por el descuido.

“Archivo hache” se ha cerrado. Cambio y fuera.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.