• Regístrate
Estás leyendo: La FIL dedica una jornada a niños, jóvenes y ‘booktubers’
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 12:02 Hoy

La FIL dedica una jornada a niños, jóvenes y ‘booktubers’

El lenguaje que usamos “puede llevarnos a discriminar a los demás sin que tengamos una conciencia total”, alerta Concepción Company.

Publicidad
Publicidad

Jesús Alejo Santiago

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) tiene sus días programados hasta en las imágenes que se pueden recoger de ella: los primeros tres días de la semana, mañana y media tarde están dedicadas a 20 profesionales del libro, desde libreros y bibliotecarios, hasta agentes que negocian traducciones o la publicación de novedades.

Pero llega el jueves, y miles de niños y jóvenes trastocan la nunca tranquila feria: no solo vienen de Guadalajara, sino de otros municipios; no solo van a los talleres sino recorren los pasillos —aunque pocas veces entran a los locales a ver directamente los libros—; no solo vienen a comprar, sino a tomarse fotos.

Es una feria que termina por ser inabarcable porque no solo se desarrolla en la Expo Guadalajara, sino incluso va a otros espacios de esa capital y su área metropolitana, como la celebración por el primer año de existencia del Centro de Documentación Carmen Balcells, fundado como un espacio de reflexión alrededor de las tareas desarrolladas por la mítica agente literaria.

Balcells consiguió “darle dignidad a la profesión del escritor”, se coincidió en la ceremonia: “Los escritores antes de ella no teníamos derechos”, comentó Rosa Montero, quien incluso recordó que durante sus etapas de pobreza más profunda, Carmen se encargó de enviarle dinero para ayudarla y permitirle que pudiera terminar su obra literaria.

El encuentro marca ciertos contrastes: si la firma de libros de Paul Auster resultó memorable por la gran cantidad de personas que hicieron fila para intentar llegar a él, un booktuber como Alberto Villarreal no queda tan lejos de ese impacto entre los lectores: jóvenes, la gran mayoría, quienes lo detienen a cada momento para tomarse una foto, al grado de que debe recibir apoyo para que al asunto no termine por desbordarse.

Es un movimiento que cada día tiene más adeptos: una de las actividades más concurridas de ayer fue “Somos lectores. Somos booktubers”, el concurso de videorreseñas organizado por la FIL.

En este encuentro no hay problema por albergar esa actividad: al mismo tiempo —no literalmente— se imparte la conferencia “¿Es sexista la lengua española?”, a cargo de Concepción Company Company, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, y quien aseguró que en la vida cotidiana solemos tener un problema: el lenguaje que usamos día a día “puede llevarnos a discriminar a los demás sin que tengamos una conciencia total. Es un tema candente en la sociedad desde hace varios años, todas las sociedades discriminan. Quien discrimina tiene el poder”.

Aunque Madrid sea la ciudad invitada de honor, se pueden encontrar actividades organizadas por universidades o instituciones culturales de distintas partes del país, gobiernos que aquí presentan sus novedades editoriales, incluso su coyuntura social o política, pero también miradas regionales o nacionales, mediante Destinacao Brasil, Latinoamérica Viva, Nombrar a Centroamérica o la presentación del Premio Sao Paulo de Literatura, que refleja la diversidad que termina por definir al encuentro editorial, considerado el más importante en el ámbito de la lengua hispana, donde hasta la política siempre tiene su espacio o, por lo menos, es aprovechado para el lucimiento, aunque no siempre salgan las cosas como los equipos de campaña lo hubiesen previsto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.