Culminan fiestas de San Carlos Borromeo

El patrono del municipio de San Carlos, uno de los municipios más antiguas de Tamaulipas, recibe una manifestación religiosa y cívica, que es parte de la cultura del estado.
Danzante de San Carlos.
Danzante de San Carlos. (Milenio Digital)

San Carlos, Tamaulipas

Las fiestas patronales de San Carlos Borromeo, santo patrono del municipio del mismo nombre, San Sarlos, se celebra cada entre octubre y noviembre. Culminó el pasado miércoles.

Según la tradición se realiza una procecion durante nueve dias (para culminar el dia 4 con la celebración) en donde se invita a los ejidos del municipios y municipios vecinos.

El día que finaliza, las campanas de la iglesia suenan en punto de las cinco de la mañana y los fieles salen al llamado de Dios. Después se ofrece un desayuno a todos los presentes, para así en punto de las 11 de la mañana llevar a cabo confirmaciones, hasta las doce del dia es la misa y a la una de la tarde, que antecede a una danza religiosa al pie del santo patrono.

Se realiza tambien una bicicleteada en donde niños del municipio recorren aproximadamente 3 kilómetros y el ayuntamiento les otorga premios en especie y en efectivo.

La fiesta también incluye muestra de caballos, exhibición de picoteros y en esta ocasión se homenaje al profesor Zeferino Terán quien es un lugareño que ha escrito varios libros de los hechos y la historia del municipio. Él recibió el reconocimiento de manos de Dinorah de la Garza, presidenta del DIF.

El alcalde César de la Garza Morantes dijo "es un honor ser partícipe y vivir las tradiciones de mi querido San Carlos, en esta villa la gente es muy apegada a las tradiciones, estamos llenos de cultura, de fervor, de religión... hoy se celebró un año mas de las fiestas patronales de San Carlos, San Carlos Borromeo, y estamos aquí muy contentos disfrutando con nuestra gente, los invitamos a que conozcan que visiten nuestro San Carlos, les aseguro que van a querer regresar".

 
El párroco Fray José Luis Hernandez Plata, OSA (orden de San Agustín)  pidió a los fieles no perder las tradiciones religiosas, que en estos tiempos difíciles solo agarrados de la mano de Dios y siguiendo su palabra y con su fe todo se puede superar.