Comienza hoy festín de órgano barroco

México posee el mayor patrimonio de las Américas, dice el responsable del festival.
Instrumento de Catedral en el DF.
Instrumento de Catedral en el DF. (Xavier Quirarte)

México

Difundir el órgano histórico mexicano es uno de los propósitos del Festival Internacional del Órgano Barroco que inicia hoy a las 19:45 horas con el concierto de Ofelia Gómez Castellanos en la Parroquia de San Agustín, en Polanco.

"El festival quiere poner el foco en los órganos históricos, de los cuales México posee el patrimonio más importantes de las Américas", advierte Gustavo Delgado Parra, presidente de la Academia Mexicana de Música Antigua para Órgano y director del festival.

Indicó que "es fundamental atender un patrimonio cultural de esta envergadura, por lo que el festival propicia el uso de estos instrumentos con miras a que la gente tome conciencia en cuanto a su reparación, restauración, conservación y estudio".

El también compositor indica que, fundamentalmente, se celebra "el órgano que fue construido durante el periodo virreinal. Les llamamos barrocos porque en su mayoría fueron construidos en ese periodo; los más antiguos que se conservan datan de los siglos XVII y XVIII. También hay algunos del XIX, porque seguían construyéndose instrumentos con estética barroca. Nuestras actividades buscan revalorar este tipo de instrumentos".

Ulrike Theresia Wegele, Sossio Capasso, Radoslaw Marzec, Felipe Adrián Rojero, Abd-El Hadi Sabag y el propio Delgado Parra son algunos de los participantes en el
festival, que se realizará hasta el 21 de noviembre en la Ciudad de México, Puebla y Oaxaca con obras de diversos periodos de la historia de la música.

Se podrán escuchar órganos históricos como los de la Catedral de México, el ex convento de Santo Domingo Yanhuitlán en Oaxaca y el del santuario de Los Remedios en Cholula, Puebla.

La Iglesia de San Agustín será sede de un proyecto que contempla la promoción de conciertos, cursos, seminarios, creación de nuevas obras e incluso la relación con nuevas tecnologías, pues por sus características acústicas y dimensiones es un lugar muy apropiado para estas actividades, advierte Delgado Parra.

"Cuenta con una serie de espacios y nichos en diferentes lugares donde se van a colocar los instrumentos, lo que permitirá generar una policoralidad de órganos para tocar música no solo barroca sino incluso nuevas creaciones", dijo.