Nada peor que la lectura obligatoria: Juan Domingo Argüelles

El organizador del Festival Internacional de la Lectura "Un mar de letras por la paz" que se desarrolla en Acapulco dijo que el objetivo es acercar a los autores con sus lectores.
Juan Domingo Argüelles, organizador del Festival Internacional Lectura.
Juan Domingo Argüelles, organizador del Festival Internacional Lectura. (Jesús Alejo)

Ciudad de México

Uno de los principales desafíos de haber organizado el Festival Internacional de la Lectura "Un mar de letras por la paz" en el puerto de Acapulco, reconocido por los organizadores, es la serie de distractores que tienen no sólo los visitantes, sino incluso los habitantes de la ciudad, donde los libros no figuran entre las más importantes.

De ahí el ciclo "La experiencia de ser lector", concebido como una manera de contagiar el gusto por la lectura, más allá de los títulos de los que se trate, como señaló Juan Domingo Argüelles, el encargado de inaugurar las sesiones, quien aseguró que uno de los principales problemas que enfrenta su fomento es que se le ubica dentro de la experiencia de la educación.

"Y si la educación es obligatoria, a la lectura la vuelven obligatoria y no hay nada peor para la lectura que eso, porque la gente huye aterrada de esta especie de gancho que lo atrapa, pero que no lo deja leer lo que quiere, sino lo que debe leer", dijo.

Autor de títulos como ¿Qué leen los que no leen? o La lectura: Elogio del libro y alabanza del placer de leer, Argüelles sí considera que los libros de Stephen King y J. K. Rowling, por ejemplo, sí son un inicio para la experiencia de la lectura de gente que puede llegar a leer otro tipo de libros, "otro tipo de materiales, quizás más profundos".

"Aunque eso no lo podemos saber, no podemos saber hacia dónde llega un lector, porque los lectores no se hacen con recetas. Difícilmente vamos a poder conseguir, a base de emplear ciertos métodos, un tipo de lector. Los lectores son diferentes entre sí, como también la lectura que se hace siempre es distinta", dijo.

Y eso hace que en la lectura haya tanta diversidad de gustos e intereses, si bien se debe fomentar la lectura a partir de la idea del placer: se impulsa para fortalecer una cultura y la lectura tiene que ver con la capacidad de desarrollar todas las habilidades de un ciudadano, "mas no creo que leamos para ser mejores personas, ni para ser mejores estudiantes".

"¿Acaso leemos para ser mejores personas? Vamos a encontrar, con mucha decepción, que mucha gente que lee libros no es precisamente un dechado de virtudes humanas. Sin embargo, eso no invalida que la lectura tenga una atracción no sólo de mundos imaginarios, sino de circunstancias que favorecen la socialización, que nos ayudan a comprender a los demás y a comprender nuestro propio universo", a decir de Juan Domingo Argüelles.

El Festival Internacional de la Lectura "Un mar de letras por la paz" Acapulco 2015 se desarrolla en el Centro Internacional Acapulco, siendo uno de los objetivos el lograr un mayor acercamiento de los visitantes con los autores, como sucedió con la presentación del libro El motel de los antojos prohibidos, de Verónica Maza Bustamante, donde se logró la convivencia entre la escritora y muchos lectores a los que, incluso, ya conocía por redes sociales.