Cultura para la solidaridad, en inauguración del Cervantino

Se abrió el telón del Festival Cervantino en el Teatro Juárez de Guanajuato: “México abre los brazos para agradecer al mundo su apoyo”, dijo García Zepeda 
Entregan presea a Enrique Bátiz al inaugurarse el Festival
Entregan presea a Enrique Bátiz al inaugurarse el Festival (Milenio/ Héctor Téllez)

Guanajuato

Con un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de los temblores de septiembre pasado, inició ayer en el Teatro Juárez de Guanajuato la 45 edición del Festival Internacional Cervantino (FIC). El encuentro cultural, que tiene a Francia y al Estado de México como invitados de honor, se extenderá hasta el 29 de octubre.

En la ceremonia de inauguración, María Cristina García Cepeda, secretaria de Cultura, señaló que “en los terribles momentos que viven nuestros hermanos de diversos estados y municipios, les enviamos desde este festival nuestra solidaridad y cariño”.

TE RECOMENDAMOS: Va el Edomex al Cervantino con arte, cultura y tradiciones

La cultura “nos convoca a darnos la mano para enfrentar los retos y sembrar las semillas del futuro. Hoy México abre los brazos de manera simbólica en este festival para agradecer al mundo su solidaridad y apoyo. Hoy, desde Guanajuato, reiteramos y reconocemos: México está de pie con la mano solidaria, con el apoyo incondicional, con la respuesta inmediata”, dijo la funcionaria.

Más adelante, la funcionaria calificó a Francia, país invitado, como un “horizonte de artistas y pensadores, de creadores en los más diversos ámbitos, que lo hacen un referente. Conjuga la tradición y la vanguardia en una historia de rupturas y hallazgos que han perfilado la cultura. Francia nos entregó un lema que es piedra angular de las democracias del mundo, libertad, igualdad y fraternidad”.

García Cepeda agregó que en estos momentos difíciles “que están viviendo nuestros hermanos del Estado de México a raíz de los recientes sismos, damos la bienvenida a esta entidad invitada de honor, cuna del rey Nezahualcóyotl, poeta y arquitecto; de la extraordinaria sor Juana Inés de la Cruz, que cierra la gran poesía del barroco español, y de grandes pintores, como José María Velasco, quien capturó en sus lienzos la luz del cielo y la tierra de México.

Anne Grillo, embajadora de Francia en México apenas hace cuatro meses, manifestó su solidaridad con nuestro país. “Se trata de un pueblo hermano que todos los franceses tienen en sus corazones. Pueden estar seguros de que Francia brinda su apoyo donde las autoridades mexicanas lo han solicitado. Las relaciones entre Francia y México están en pleno apogeo”.

La embajadora recordó que el eje temático de esta edición del FIC se centra en las revoluciones. “Revolución implica cambio y el arte tiene la fuerza de cambiar el mundo. Pero, en el contexto tan especial del día de hoy, desearía creer que el arte tiene un poder sanador, que nos permite reunirnos para compartir momentos de alegría, momentos de emociones, de amistad”.

TE RECOMENDAMOS: TV4 tendrá cobertura especial para el FIC

Marcela Diez Martínez directora del FIC, afirmó que “en estos momentos el país busca recomponerse material y espiritualmente. Cierto que la definición de arte puede ser subjetiva, mutable, discutible, pero es indudable que nos enseña cómo somos y dónde está nuestro corazón”.

La funcionaria destacó “la importancia de estos 19 días, con sus 186 actividades en 51 foros y una gran variedad de oportunidades que nos permitirán comulgar con otros y hacer un viaje hacia el interior de nosotros mismos para llevar a cabo una pequeña revolución personal”.

En esta ocasión, el FIC entregó la Presea Cervantina a Enrique Bátiz, director de la Orquesta Sinfónica del Estado de México, y al Ballet Folklórico de México, in memoriam de su fundadora Amalia Hernández. También destinó un reconocimiento in memoriam al ceramista guanajuatense Gorky González, fallecido el año pasado.


                   Inauguración del Festival (Cortesía FIC)

Música para la superación  del espíritu: Bátiz

Tras recibir su reconocimiento, Enrique Bátiz, cuya larga trayectoria musical no está exenta de polémicas, advirtió que “todo puesto sobresaliente en el arte y la cultura nacionales está sujeto a un avalancha crítica. Se apunta mucho más hacia el sentir en torno a la persona que hacia el reconocimiento objetivo de sus medios”.

Aseguró que el reconocimiento le llegaba en un “punto culminante de mi carrera como músico y como persona. Me da enorme satisfacción y me provoca el mayor agradecimiento de que soy capaz, a todos los que consideraron que podía recibirlo”.

Agregó que recibir el premio no sólo es una gran satisfacción, “sino un reto para mi futuro como director de orquesta con cinco décadas de experiencia, que me obligan a ser mucho mejor de lo que he sido musicalmente y como ser humano. Espero seguir llevando el arte musical a muchas más personas, porque estoy convencido de que es una de las mejores formas de llegar a la superación del espíritu”.

AG