Arrancó la Feria Internacional del Libro de Oaxaca

Con un homenaje al recién fallecido caricaturista Rogelio Naranjo arrancó la edición 36 de la Filo, que se celebrará hasta el 20 de noviembre.
Guillermo Quijas, organizador de la Filo y director de la editorial Almadía, en el discurso inaugural.
Guillermo Quijas, organizador de la Filo y director de la editorial Almadía, en el discurso inaugural. (Twitter: @jlplatafoto )

Oaxaca

Con un homenaje al poeta chileno Raúl Zurita comenzaron las actividades de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (Filo), que tiene a Chile como país invitado de honor y al tema de la memoria como eje del programa de actividades, en el cual se contempla la presencia de unos 100 artistas y escritores chilenos.

TE RECOMENDAMOS: Naranjo hizo crítica puntual a la corrupción: Hernández

Durante la ceremonia de inauguración, la figura del caricaturista Rogelio Naranjo, fallecido la noche del viernes, se hizo presente, cuando se recordó que apenas en la edición pasada del encuentro editorial y literario fue el personaje homenajeado en la Filo.

“Su trabajo —dijo Guillermo Quijas, organizador de la Feria— siempre ligado a la política, al periodismo y a las causas sociales, ha aparecido en todos lados de manera cotidiana. En su trabajo encontramos la radiografía de un país en donde las paradojas son cosas de todos los días: una nación que, lamentablemente, a veces soluciona sus problemas más severos ocultándolos bajo la cama. Hoy lo despedimos y lo vamos a hacer como él vivió: echando relajo todo el tiempo”. 

“La feria lleva la misión de reivindicar el derecho a la memoria, al pensamiento crítico, a la educación, al ocio, a la diversión y a pensar diferente sin sentirse amenazado por ello".

En el acto, celebrado en el Teatro Macedonio Alcalá, el también director de la editorial Almadía destacó la importancia de tener a Chile como invitado, porque al final, “en Latinoamérica hay una dolorosa herida abierta”, que ha tenido la forma de las dictaduras militares o del narcotráfico y el crimen organizado.

“La feria lleva en cada evento, por pequeño o grande que sea, la misión de reivindicar el derecho a la memoria, al pensamiento crítico, a la educación, al ocio, a la diversión y a pensar diferente sin sentirse amenazado por ello. Tener a Chile nos permite aprender de un pueblo que está en camino de reconstruirse a través de su memoria”.

Con la presencia de la directora de la Fundación Alfredo Harp Helú, María Isabel Grañén Porrúa; del rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez, Eduardo Bautista, además del presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Francisco Martínez Neri, el embajador de Chile en México, Ricardo Núñez Muñoz, reconoció que en su país se lucha de forma permanente por mantener la memoria y “les puedo asegurar, que no es fácil”.

“Los recuerdos a veces se tejen de ideología. A veces se hunden en medio de la medianía y de la procacidad. No ha sido fácil recordar lo que fueron 17 años de la dictadura. Nosotros estamos haciendo un gran esfuerzo, a pesar de haber recuperado la democracia formal hace tiempo, aunque la democracia es mucho más que eso”.

Reflexiones que servirán como eje de la edición 36 de la Filo, que se realizará hasta el 20 de noviembre en la Alameda de León de la capital oaxaqueña, donde estarán presentes alrededor de 300 invitados, 100 de ellos pertenecientes a la delegación chilena, y un programa conformado por más de 300 actividades.


ASS