• Regístrate
Estás leyendo: Feria del Libro de Iguala, espacio cultural contra la violencia
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 22:13 Hoy

Feria del Libro de Iguala, espacio cultural contra la violencia

La Feria Nacional del Libro de Iguala busca combatir la violencia y la inseguridad vinculada a essa localidad.


Publicidad
Publicidad

Jesús Alejo Santiago

El nombre de Iguala está vinculado con hechos de violencia e inseguridad, pero en la vida cotidiana hay esfuerzos por tratar de ir más allá de eso, como la primera edición de la Feria Nacional del Libro de Iguala, a desarrollarse hasta el 8 de mayo en el zócalo-monumento a la Bandera.

“Pese a todo hay feria”, reconoce la directora del encuentro editorial, Blanca Elena Rivera, la cual está dedicada a la figura de Elena Garro, “Iguala y la Garro cabalísticamente reencarnan en la memoria”, de ello parte la curaduría del encuentro editorial y literario.

“La feria surge desde la premisa de que Iguala se convierta en un espacio literario, en lograr un encuentro entre escritores, lectores y libreros: que vengan a abrazar la letra ante todo.”

La Feria Nacional del Libro de Iguala está dedicada a la figura de Elena Garro, en el centenario de su nacimiento, aunque también fue una escritora muy ligada a Iguala, no sólo por Recuerdos del porvenir, “sino también tiene cuentos en los que ficciona sobre su infancia en Iguala, y algo muy interesante es que no se cansaba de repetir la frase de Ortega y Gasset: lo que no es vivencia es academia: Elena Garro es una figura icónica de Iguala, es también una figura icónica de la literatura”.

“La presencia de Garro es como la premisa para hablar de la memoria, de la memoria literaria y de la colectiva. En ese sentido, después de la vivencia que ha marcado la historia de nuestro país en los últimos años, el parteaguas, (la desaparición de los 43 normalistas) también ha dejado entrever el hecho de no tener memoria y, en ese sentido, queremos que la feria del libro, bajo el cobijo de escritores muy sensibles, se vuelva además una academia.”

Nacida bajo el cobijo de la Secretaría de Cultura del gobierno federal, en coordinación con el Ayuntamiento de Iguala y el gobierno de Guerrero, la feria de alguna manera responde a lo que la UNESCO señaló apenas en febrero pasado, que en el estado existía muy poco consumo artístico y muy poca educación cultural.
“Desde ahí surgió la idea de organizar una feria con el propósito de fomentar el hábito de la lectura, el tiempo de contribuir en la formación de públicos”, a decir de Blanca Elena Rivera.

Rosa Beltrán, Ethel Krauze, Ana García Bergua, Ana Clavel, Alejandro Toledo, José Luis Enciso o Rocío Cerón son algunos de los escritores que aceptaron participar en la primera edición de la Feria Nacional del Libro de Iguala, con la presencia de 15 expositores.
“Hay que venir, que hacer que la violencia deje de suceder y que todo se vuelva letras, se vuelva memoria y, sobre todo, contribuya al rescate de espacios: estamos conscientes de que la violencia se ha apoderado, pero debemos enfrentarla con la palabra… con la memoria”, concluye la directora de la Feria.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.