Preocupa a las farmacéuticas el presupuesto a la baja en salud

México otorga 6.2% del PIB al sector, mientras que el promedio de la OCDE es de 8.9%; al mismo tiempo, dedica más recursos al gasto administrativo.
El hombre se encuentra en estado grave.
(Milenio Digital)

México

En México el presupuesto destinado a salud registra una tendencia a la reducción: se dedica 6.2 por ciento del PIB, cuando el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es de 8.9%; por el contrario, reporta la tasa más alta de gasto administrativo en dicho sector, 8.8% del PIB, frente a 3.7 promedio de las otras naciones miembro.

En el "Estudio sobre el gasto público en salud en México" —que fue elaborado por la consultoría especializada en economía Evercore, de Pedro Aspe, y el cual será entregado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y a la Cámara de Diputados— se establece que desde 2012 se ha registrado una reducción presupuestal de 0.5% anual en el sector salud; sin embargo, el gasto administrativo, que contempla salarios, se ha incrementado 5.1% en el mismo periodo.

Arturo Ramírez, encargado de efectuar el análisis con base en las cuentas públicas nacionales, y Cristóbal Thompson, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de las Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF, organización que financió el estudio), explicaron que, en términos concretos, en 2015 fueron recortados al sector salud alrededor de 9 mil millones de pesos, mientras que para 2016 la propuesta es que sea de 5 mil millones de pesos.

El recorte ha tenido un impacto negativo en el control de enfermedades crónicas y degenerativas y, por tanto, en el desarrollo del país: "Solo la diabetes provocó que en 2014 se registrara una pérdida de 400 millones de horas de productividad, lo que equivale a 182 mil puestos de trabajo y a un tercio de las altas formales en el IMSS", detalló Cristóbal Thompson, quien refirió que en competitividad México ocupa el lugar 57 de 61 países evaluados.

De acuerdo con Thompson, por ejemplo, en tres años el gasto en diabetes ocupará más de 54% del presupuesto del IMSS.

"Se calcula que en 2018 la carga económica, sumando costos directos e indirectos de la diabetes, será de 506 mil millones de pesos", añadió Ramírez.

CUENTAS SIN ESCLARECER

Durante la presentación, el directivo de la AMIIF catalogó como "grave" que el gobierno federal no trasparente a qué destina 8.8% del PIB —que engloba salarios y prestaciones de funcionarios—, por lo que exigirá al poder legislativo que, además de reportar a detalle este recurso, se reduzca a la mitad y que 4% se destine a la compra de medicamentos y a infraestructura hospitalaria.

Por su parte, Ramírez señaló que la disminución presupuestal ha significado que por afiliado se pasó de 3 mil 144 pesos en atención en el Seguro Popular en 2005, a 2 mil 169 pesos en el
2014; en el caso del IMSS, en ese periodo se pasó de 3 mil 966 pesos a 3 mil 738, y en el Issste la reducción fue de 4 mil 443 a 3 mil 722 pesos.

"En México el gasto en salud per cápita es de mil 48 dólares —tres veces menos que el gasto promedio que realizan los países miembros de la OCDE—, y a ello se
suma que 25.6 millones de personas carecen de sistemas de seguridad y servicios sanitarios".

Las muertes por enfermedades crónicas aumentaron: entre 1990 y 2010 pasaron de 17.9% a 24% los decesos por padecimientos cardiovasculares y circulatorios; de 9.7% a 19.8% por diabetes, enfermedades urogenitales, de sangre y endocrinas; de 10% a 13.4% las neoplasias. En conjunto suman más de 300 mil decesos anuales de personas en plenitud de edad.

Para dar más detalles sobre el tema la AMIIF abrió el sitio web http://www.todossomospacientes.org, para que la gente se mantenga informada de la situación que guarda el presupuesto nacional y se sume a la causa de impedir que se siga reduciendo.