Una familia de pintores contempla el alma

Marilupe Díaz (madre), Jacobo Alcántara (padre) y Fabiola Díaz (hija) muestran 39 de sus obras en el Centro Asturiano.

Ciudad de México

El jueves pasado se llevó a cabo en el Centro Asturiano de México la inauguración de la exposición Contemplaciones para el alma, que reúne obras de una familia de pintores, que es una muestra que invita a la contemplación de la naturaleza, la belleza y la reunión de sentimientos que ayudan a describir el alma con paz y tranquilidad.

La exhibición muestra 39 piezas de Marilupe Díaz (madre), Jacobo Alcántara (padre) y Fabiola Díaz (hija), en las que se pueden ver caballos, mándalas, ángeles, flores y colibríes, entre otras figuras y representaciones, las cuales muestran el realismo, la fantasía y la abstracción con propuestas e interpretaciones únicas.

Fue el propio Centro Asturiano el que propuso a la familia realizar esta exposición, ya que desde el 2010 sus miembros no exponían juntos.

En entrevista con MILENIO, Fabiola Díaz platicó respecto a este nuevo proyecto familiar y de lo que propone para el público asistente: “El público podrá ver las coincidencias temáticas que tenemos, y también las diferencias en la parte interpretativa y técnica en el desarrollo de cada una de las piezas” comentó.

“Estamos muy contentos porque para nosotros mismos el tener la compilación de nuestro trabajo en un solo espacio es muy diferente a que lo vemos en el caballete, le da otro contexto. Estamos muy contentos de poderlo hacer en conjunto, ya que sabemos que como familia es un privilegio que podamos compartir el mismo interés”, afirmó.

Cabe mencionar que cada uno de los pintores tiene una particularidad en su trabajo; por ejemplo, el trabajo de Marilupe Díaz nos ofrece una propuesta romántica, atrevida y refinada que entrelaza formas reconocibles e imaginarias con una estética delicada. También muestra un juego cromático y poético que da vida a imágenes con una personalidad única y exquisita.

Por su parte, Jacobo Alcántara, es un pintor realista autodidacta que presenta obras de caballete contemporánea con bases académicas, en las que se mezclan la abstracción, el realismo y la fantasía. Cuenta con una amplia variedad temática, y hace una propuesta dinámica dando un toque moderno a la escuela clásica.

En la obra de Fabiola Díaz encontramos una integración de oposiciones en armonía, en su particular forma de interpretación del realismo fantástico y lo que ha denominado como curvismo de fusión. También ha dedicado parte de su trabajo pictórico a la refracción, simulación y sustitución de la luz a través de diferentes materiales, creando obras luminiscentes que incluso pueden ser vistas en la oscuridad total.

Entre sus trabajos está la pintura de caballete, formato mural, pintoescultura y recientemente el grabado, así como la talla en madera.

Para finalizar, Fabiola Díaz recomendó a los visitantes de esta exposición que “se tomen un tiempo en familia, con los amigos, que lleven a los niños, porque esta es una forma de tener acceso a la cultura y directamente los hace involucrarse con el arte, lo que es muy importante para todo el público”. puntualizó.

Contemplaciones para el alma permanecerá abierta hasta el 26 de enero en el Centro Asturiano de México, Arquímedes número 4, colonia Polanco, a partir del mediodía y hasta las 20 horas. Entrada libre.