• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 22:44 Hoy

Falta mayor consciencia para reportar fósiles

La delegación estatal del INAH ha interpuesto dos denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) por saqueos en yacimientos fósiles.

Publicidad
Publicidad

Gustavo Mendoza Lemus

El reciente hallazgo de los restos fósiles de un mamut en el ejido San Rafael fue posible por un reporte ciudadano.

Fue gracias al aviso que emitió el señor Fausto Morales a la Presidencia Municipal de Galeana, que la osamenta del mamut pudo ser recuperada para que sea analizada por los especialistas.

La denuncia es el paso decisivo para poder conservar los fósiles o llegar ante un hueso fracturado que no aporte nada a la ciudad, explica la arqueóloga Araceli Rivera Estrada, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Nuevo León.

Sin embargo la cultura de denunciar ante las autoridades cualquier hallazgo, paleontológico o arqueológico, no está arraigada en la sociedad. Los saqueos y la venta de fósiles es un acto penado por Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

Por esta causa la delegación estatal del INAH ha interpuesto dos denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) por saqueos en yacimientos fósiles, principalmente al sur de Nuevo León.

"En al menos dos casos hemos interpuesto denuncias ante la PGR por la destrucción de yacimientos", criticó Rivera Estrada.

Como ejemplo cita un yacimiento localizado entre los municipios de Doctor Coss y Bravo, donde una persona difundió a través de redes sociales el sitio exacto. Con picos y palas, decidieron "exhumar" los restos, aunque no con la preparación adecuada.

"Cuando nosotros fuimos estaban las defensas de mamut despedazadas, por esta situación pusimos la denuncia. Obviamente no lo hacen con afán de proteger porque no sabemos dónde quedó ese material", apuntó la arqueóloga.

Trabajo de especialistas

El trabajo de los especialistas permitió rescatar el cráneo en un alto grado de conservación de un Mamut columbi, el cual aún conserva sujetas las dos defensas del animal, así como parte de su mandíbula inferior.

Las piezas serán trabajadas en las instalaciones del Museo Regional El Obispado, donde una vez sometidas a un proceso de limpieza y consolidación serán devueltas a Galeana para ser exhibidas.

Que se haya podido recuperar el cráneo fue porque se hizo bajo la técnica adecuada, en un proceso que duró diez días, logrando un tiempo récord. Se trabajó en un terreno de cuatro metros cuadrados por tres de profundidad, en donde se recuperó el cráneo.

Caso distinto sucedió en Mina, donde una persona quiso desenterrar los huesos de otro mamut por sus propios medios. El resultado fue nada positivo.

"En Mina una persona extrajo, con pico y pala, lo que pudo ser un ejemplar completo de mamut. Sólo quedaron pedazos y si bien recuperamos algunos fragmentos pues ya lo arruinó, despedazó casi la mitad del cráneo", cita la arqueóloga en otro caso registrado.

Escobedo, sin solicitar restos

Tras el paso del huracán Alex, ciudadanos y habitantes de Paso Cucharas encontraron y reportaron la aparición de decenas de fragmentos de huesos, principalmente molares y costillas de un mamut.

En aquella ocasión el Ayuntamiento de Escobedo se interesó en rescatar los fósiles para después exhibirlos en el museo municipal. Sin embargo, nunca regresaron por ellos.

"En su tiempo los alcaldes se interesaron por promover la cultura, aquí se hizo el trabajo de limpieza y consolidación pero nunca regresaron por los restos. Aquí están en resguardo".

Para comunicarse con el INAH, los números para atención de denuncias son 8346 0404 y 8333 9588.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.