• Regístrate
Estás leyendo: Falleció Ignacio Padilla en accidente automovilístico
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 17:37 Hoy

Falleció Ignacio Padilla en accidente automovilístico

El autor de "Amphitryon" y "Si volviesen sus majestades", murió a los 48 años. El secretario de Cultura, Rafael Tovar y Teresa, dio el pésame a su familia a través de Twitter.

Publicidad
Publicidad

El escritor mexicano Ignacio Padilla falleció a los 47 años, confirmó el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), debido a que un tráiler chocó con el vehículo compacto en que viajaba. El accidente ocurrió frente al centro comercial Antea en Paseo de la República, en Querétaro, durante la madrugada de este sábado.

Junto al escritor viajaba un acompañante identificado como Víctor “N”, quien se encuentra gravemente herido. Un testigo del accidente llamó a los servicios de emergencia que, pocos minutos después, trasladaron a los lesionados al Hospital Star Médica. Ahí, el escritor falleció.

Después del accidente, el tráiler se dio a la fuga. Los hechos fueron registrados por elementos de la Policía Federal*.

Los restos de Ignacio Padilla llegarán por la noche a la funeraria Gayosso Félix Cuevas, en la ciudad de México.

El secretario de Cultura, Rafael Tovar y Teresa, dio el pésame a la familia del autor de "Subterráneos".

"Lamento el fallecimiento de Ignacio Padilla, un hombre de letras en el más amplio sentido de la palabra. Mi pésame a su familia", escribió en su cuenta de Twitter.


El escritor Mauricio Montiel Figueiras, coordinador nacional de Literatura del INBA, escribió también en Twitter: "La noticia más dolorosa del año. Falleció Ignacio Padilla, gran compañero de vida y aventuras literarias. Descanse en paz", y más tarde añadió: "Ignacio Padilla fue por mucho uno de los escritores más brillantes de mi generación. Cómplice como pocos. Lo voy a extrañar a rabiar".


Una trayectoria ejemplar

Ignacio Padilla perteneció a la Generación del Crack, junto a los escritores Jorge Volpi, Eloy Urroz, Pedro Angel Palou, Ricardo Chávez Castañeda y Vicente Herrasti.

Su trayectoria literaria le valió varios reconocimientos: el Premio Alfonso Reyes de las Juventudes Literarias en 1989; el Premio Nacional de Cuento Gilberto Owen, y el Nacional de Ensayo José Revueltas en 1998; en el año 2000 obtuvo el Premio Primavera de Novela; el Nacional de Cuento San Luis Potosí, en colaboración con Jorge Volpi, Alejandro Estivill y Eloy Urroz y el Premio Internacional Juan Rulfo de Cuento, en 2008.

Colaboró en revistas literarias como Lateral, Letra Internacional, Quimera, entre otras. Entre sus libros destacan las colecciones de relatos Subterráneaos y Las antípodas y el siglo; las novelas Si volviesen Sus Majestades, Espiral de artillería y Amphitryon, el cual fue galardonado con el Premio Primavera de Novela 2000.

Recientemente publicó el libro de ensayos Cervantes y compañía, editado por Tusquets, en el que profundizó sobre la obra de Miguel de Cervantes.

Fue elegido miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua en febrero de 2011, promovido por Gonzalo Celorio. El 23 de agosto de 2012 leyó su discurso de ingreso, al que tituló “Elogio de la impureza”. El pasado 14 de abril, el pleno de la Academia aprobó que ocupara la silla que el poeta Hugo Gutiérrez Vega dejó vacante tras su fallecimiento el 25 de septiembre de 2015.

Además, fue docente en la Universidad Iberoamericana y obtuvo el III Premio Iberoamericano de Ensayo y Debate-Casa de América 2010 con la obra La isla de las tribus perdidas. En septiembre se publicará La incógnita del mar latinoamericano por la editorial Debate.


Homenaje y recuerdos

A principios de agosto, se le rindió un homenaje en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, como parte del ciclo Protagonistas de la Literatura Mexicana. Ahí dijo que “generalmente la literatura es una actividad solitaria, no me dejarán mentir y, sin embargo, he tenido la fortuna de vivir la literatura como una actividad de grupo, de amistad, la generación del Crack es sólo un ejemplo”.

El poeta Jorge Fernández Granados habló de la vocación literaria de Padilla. "La vida y obra de Ignacio Padilla es un centro radiante que ha dado coherencia y esplendor a una trayectoria que hoy sin duda atraviesa su plena madurez”.

Sobre su propia obra, el autor dijo: “Me siento con mayor libertad de pulir el diamante en bruto del lenguaje y he propuesto una obra cuentística como proyecto de vida”.



*Con información de Estrella Álvarez


AFC/ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.