De la pasarela a la calle

El Foto Museo Cuatro Caminos presenta dos muestras sobre el lenguaje cotidiano de la imagen y la manera en que se entrecruza con el grafiti, la moda y el mundo digital.
Retoman en los muros la estética del 'glicht', basada en el virus que afectaba a las computadoras en los 90.
Retoman en los muros la estética del 'glicht', basada en el virus que afectaba a las computadoras en los 90. (Leticia Sánchez)

México

Con dos muestras que privilegian el lenguaje cotidiano de la imagen y la manera en que se entrecruza con el discurso, el grafiti, la moda y el mundo digital, el Foto Museo Cuatro Caminos ofrece una lectura muy particular del universo fotográfico.

El recinto propone la exposición POSE... fotografía de moda México hoy que reúne a los fotógrafos de las pasarelas que han tenido como misión registrar la moda del México de hoy; también la muestra Vapor... accidente colectivo, la cual, de acuerdo con su concepto curatorial, es concebida como una exhibición viva que se construye diariamente a través del grafiti, de los lenguajes digitales y del glitch, es decir, del accidente como posibilidad creativa. Ambas muestras serán inauguradas mañana a las 17:00.

Gustavo Prado, quien fue curador del Centro de la Imagen durante 20 años, dice que POSE es la única exposición que le ha interesado "en la vida: Todas las demás exhibiciones me han parecido absolutamente vacías y repetitivas; como que muchos fotógrafos tienen los mismos intereses resueltos en las mismas cosas, hacen paisajes en blanco y negro que no dicen absolutamente nada, o presentan fotos en el desierto increíblemente aburridas. No obstante, lo que pasa en POSE es distinto: los fotógrafos se dedican a la moda, y han superado los conceptos. No hablan de la guerra ni de ninguna otra batalla, no tienen teorías; lo que buscan afanosamente es destacar la belleza de los sujetos y sorprender con la manera espectacular de presentar la ropa".

Retratan de una manera divertida y jovial la moda, con un encanto especial, ya que este tipo de fotografía vive en el mundo editorial, básicamente para que el consumidor se vea fuertemente atraído para comprar algún atuendo.

El especialista refiere que hay un mal entendido: la fotografía no solo está en los museos sino por todas partes, y se ha vuelto un recurso que es utilizado y compartido masivamente a través de Instagram y Facebook.

Muestra en construcción

Las curadoras Melissa Valenzuela y Samantha Urdapilleta explican que Vapor... es una muestra en construcción: "Se concibe a raíz de distintas intervenciones; la idea es que a partir del grafiti y del glicht se vaya creando esta muestra de manera paulatina".

Así, cada jueves por la tarde, durante un mes, distintos artistas intervendrán los muros del museo con propuestas de imágenes hechas con grafiti, las cuales estarán acompañadas de actividades artísticas como la danza y la música.

La intención de Vapor, precisa Urdapilleta, es retomar lenguajes cotidianos que se ven en las calles para analizar lo que está pasando con la imagen.

"Tenemos también la idea del grafiti, aunque lo que se hará en los muros del Foto Museo Cuatro Caminos retomará la estética del glicht, basada en el virus que afectaba a las computadoras en los años noventa, desconfigurando la imagen, mostrándose en tonos rosas, verdes o amarillos". Eso demuestra que existen múltiples posibilidades creativas a partir de un error, de un accidente: de un glicht.

Pero eso no queda ahí: se retomará esa estética para hacer piezas que circularán en internet, y con las cuales se harán nuevas imágenes que se volverán a poner en circulación en las redes sociales, y de esas se hará una selección en #glitchart, misma que se presentará en algunas pantallas; por lo que, afirman las curadoras, el resultado final de dicha muestra será imprevisible.

El Foto Museo Cuatro Caminos está en Ingenieros Militares número 77, cerca del Metro Cuatro Caminos, entre la delegación Miguel Hidalgo y Naucalpan.