La OPC invita a revisar el arte tapatío noventero

Rubén Méndez es el curador de Fisuras en el trópico: Prácticas artísticas de los 90's en el Occidente. La exhibición puede apreciarse del 4 de febrero al 6 de mayo.
Una de las piezas de Jorge Méndez Blake Fairy Tales Are Not Real, 2001 que forma parte de la exposición
Una de las piezas de Jorge Méndez Blake Fairy Tales Are Not Real, 2001 que forma parte de la exposición (Cortesía)

Guadalajara

La Oficina de Proyectos Culturales (OPC), que dirige Pilar Pérez en Puerto Vallarta, abre sus actividades de 2017 con una exposición de arte contemporáneo titulada Fisuras en el trópico: Prácticas artísticas de los 90's en el Occidente, que ha sido curada por Rubén Méndez, quien también es curador del Instituto Cultural Cabañas (ICC).

Según el curador, el título hace referencia al libro Figuras en el trópico, plástica mexicana, 1920-1940 de Olivier Debroise, un libro que refiere a una gran cantidad de obras de caballete que opacó el Muralismo. "Considero que en los 90 en Guadalajara sucedieron cosas importantes. Lo que se hacía desestabilizaba conciencias y formas de entender el arte, era un gesto, un espíritu de rebeldía, de tratar de romper una estructura ya hecha, aunque el planteamiento de la ruptura en la contemporaneidad no está bien visto. Trato de señalar que debería haber innovación en el arte contemporáneo local de manera constante, sin embargo no sucede.

Muchos que producen arte contemporáneo hoy, no persiguen un acto de rebeldía, persiguen una promesa de éxito, y no está mal, en muchos sentidos, pero creo que las cosas pueden ser de otra manera. Si vemos las condiciones de este país que cada vez son peores, las del arte contemporáneo cada vez son mejores. Es algo que debe celebrarse, sin embargo quien desee insertarse debe hacerlo a partir de la búsqueda de objetivos que sean innovadores y no subirse a la cola del cometa e ir como un elemento más dentro de esta estructura".

Cuando Méndez habla de actos de rebeldía, rememora la exhibición de la tercera Expo Arte, titulada Acné, nuevo contrato social curada por Carlos Ashida, expuesta en 1994 en el Ex Convento del Carmen y que fue censurada. "Se tuvo que presentar en los Baños Venecia y ya luego la aceptaron en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México".

Fisuras en el trópico... al estar pensada como un muestrario del modelo de producción que realizaron un grupo de artistas en la década de los 90 en el occidente del país y de las iniciativas culturales que permitieron su desarrollo, incluye cerca de 30 piezas entre instalación, escultura, fotografía, video y pintura de Davis Birks, Eduardo Cervantes, Jose Dávila, Mónica Escutia, Gil Garea, Omar Guerra, Gonzalo Lebrija, Jorge Méndez Blake, Diego Medina, Lourdes Méndez, Daniel Navarro, Paul Nevin, Fernando Palomar, Alejandro Ramírez, Ernesto Ramírez, Claudia Rodríguez, Guillermo Santamarina, Agustín Solórzano, Luis Miguel Suro, Francisco Ugarte, e incluso del propio Méndez.

Las piezas forman parte de las colecciones Ashida, Charpenel, Alma Colectiva de Aurelio López Rocha, Expo Arte, y del Centro de Investigación y Archivo Kraeppellin.

La muestra hace una revisión documental de Expo-arte, la primera feria de arte contemporáneo en el país, el Foro Internacional de Arte Contemporáneo (FITAC), los proyectos independientes NAP y El Callo, los talleres de producción artística en Guadalajara, como Cerámica Suro y Taller Mexicano de Gobelinos (TMG).

El criterio para la selección de los artistas se basó en su participación activa en la época que refiere la exhibición. Méndez dijo que es muy importante la labor que realiza OPC,"tratando de incidir en el contexto social en todos los términos en un terreno que al final es árido. Creo que debería apoyarse más su labor el esfuerzo de contar con un espacio como el que tienen y que creo rendirá frutos que serán interesantes".

Por su parte Pérez dijo: "Estamos muy emocionados de poder trabajar con Rubén Méndez, a quien conocí por primera vez cuando presentamos DoubleTrouble: The Patchett Collection en el Instituto Cabañas y MUSA en 1998. Fue un museógrafo ejemplar en ese proyecto y soy admiradora de su trabajo como curador y artista. También me llena de orgullo que tantos artistas increíbles vayan a participar en la exhibición".

Durante el tiempo que esté vigente la muestra habrá actividades paralelas y bibliografía disponible alusiva a la exhibición.

De acuerdo con Pérez esta exposición es posible gracias William Hobi, el Patronato de Arte Contemporáneo (PAC); Secretaria de Cultura, Jalisco (SC), Instituto Vallartense de Cultura, Mero Mero Mezcal, El Terrible Cerveza, El Patio de Mi Casa y Hotel Villa Mercedes.

La cita es del 4 de febrero al 6 de mayo en el 598 Juárez en Puerto Vallarta. Mayor información en www.oficinacultural.org y en el Facebook Oficina de Proyectos Culturales.