Manos y alma de Oaxaca llegan a la CdMx

El Museo Nacional de Culturas Populares reúne alrededor de 300 piezas, en todas las ramas, con casi 200 artesanos representados en la exposición.

México

En el territorio oaxaqueño se asientan 18 grupos étnicos de los 65 que se reconocen en México, la entidad con mayor riqueza étnica y lingüística de todo el país, cuyos rasgos identitarios se reflejan en sus creaciones artísticas, en especial las que desarrollan los pueblos como ejemplo de sus tradiciones y costumbres, pero también de sus necesidades utilitarias.

Esa riqueza se encuentra representada en la exposición Manos y alma de Oaxaca. Esplendor de muchos pueblos, que alberga el Museo Nacional de Culturas Populares (MNCP), integrada por alrededor de 300 piezas, en todas las ramas artesanales, con casi 200 artesanos representados en la muestra.

“La exposición está planteada como un homenaje a los grandes maestros del arte popular oaxaqueño, donde contamos con varios premios nacionales como Carlomagno Martínez Pedro, Angelina Vásquez de Jesús, Jacobo Ángeles o Irma Claudia García Blanco”, cuenta Amparo Rincón, jefa de colecciones del MNCP.

En especial, la idea de la muestra es reconocer la importancia del trabajo de creadores que transforman la materia prima y plasman “toda su alma, su ser, su sentir, su tradición, su historia, todo lo que representa la cultura oaxaqueña”, para lo cual se hizo una selección dividida en cinco grandes grupos temáticos, pero en donde están representadas todas las tradiciones artesanales reconocidas.

“Oaxaca está entre los primeros lugares de producción artesanal, no solo porque es el estado que cuenta con mayor población indígena, y cada uno de ellos está representado por sus textiles, que eso es ya la rama artesanal, sino porque como vienen de una tradición prehispánica, en aras de satisfacer sus necesidades, empezaron a transformar esa materia prima para sus fines utilitarios”, explica Amparo Rincón.

Diversidad creativa

Alfarería, cerámica, textiles, cestería, talla en madera, metalistería, son algunas de las expresiones artesanales que se encuentran representadas en la exposición, de todas las regiones del estado de Oaxaca, las cuales respondieron a una primera convocatoria del Instituto Oaxaqueño de las Artesanías, encargados de hacer la primera selección de las obras.

“Es uno de los primeros lugares porque elabora objetos en todas las ramas artesanales que se conocen; además, esa  creatividad que los distingue los ha hecho que vayan innovando de manera constante. Eso hace que esté entre los primeros lugares en la producción artesanal en México.

“Un caso emblemático es la talla en madera, que no sólo es esa destreza y habilidad para manejar el tronco, sino que tienen la habilidad para decorarlo con diseños zapotecos, lo que le da el valor más importante. Eso demuestra que es una cultura viva, que está dinámica, orgullosa de sus raíces, por lo que a donde van se sabe que es Oaxaca el que está representado, especifica la jefa de colecciones del MNCP.

Organizada  por la Secretaría de Cultura del gobierno federal, a través de la Dirección General de Culturas Populares, y el gobierno de Oaxaca, con la participación de distintos organismos de la entidad, Manos y alma de Oaxaca. Esplendor de muchos pueblos se divide en cinco ejes temáticos, en los cuales se abordan las diferentes manifestaciones artesanales desarrolladas por sus habitantes.

“Recordemos que lo utilitario no sólo es la olla que nos sirve para cocer los frijoles, porque también hay objetos que son útiles para la vida festiva, para la vida religiosa: existe la necesidad de que mi casa se vea mejor, entonces voy a buscar algo que sirva para adornar. Pero en efecto, hay manifestaciones artísticas que ya se encuentran en otro nivel.”

La exposición va a permanecer en la Sala Guillermo Bonfil Batalla del Museo Nacional de Culturas Populares hasta el 17 de julio, en torno a la cual se preparó un programa de actividades con la presencia de cocineras tradicionales, poetas, escritores, músicos y cantautores.  


El reto de la creatividad

El trabajo de los artesanos enfrenta múltiples dificultades, entre ellas responder a las necesidades de los compradores de hoy, ya no solo interesados en el folclor, sino también en el tema estético, “los mismos artesanos lo saben y se proponen mejorar: ‘Si quiero vender, debo ser mejor’, lo que implica tener mayor precisión, stock de productos… ese es el reto para ellos”, asegura Amparo Rincón.

“Los caminos de barro es uno de los ejes representativos de la exposición, porque Oaxaca ha innovado y saltado por muchas aportaciones, como el barro negro, que fue inventado en San Bartolo Coyotepec, o el barro bordado o barro al pastillaje, desarrollado en Santa María Atzompa. Tenemos muchas tradiciones alfareras como las de Santa María Tavehua con el barro rojo, tenemos a Tijaltepec con la técnica del chorreado.”

Se trata de una serie de aportaciones que le ha permitido a la artesanía oaxaqueña innova, al grado que obras de artesanos como Jacobo Ángeles o  Carlomagno Martínez.