Presenta Viskin su más reciente producción en el MAM

La exposición Boris Viskin. La belleza llegará después, que se inaugurará este sábado no es ni retrospectiva, ni lectura temática de su obra, asegura el curador Iñaky Herranz.
Boris Viskin. La belleza
Boris Viskin. La belleza (Leticia Sánchez Medel)

La exposición Boris Viskin. La belleza llegará después, que se inaugurará este sábado no es ni retrospectiva, ni lectura temática de su obra, asegura el curador Iñaky Herranz.

Durante la presentación de la muestra, conformada por 47 obras y tres series, Herranz explicó que la propuesta curatorial consiste en un despliegue libre en torno a la producción de los últimos 15 años de la carrera del artista nacido en la Ciudad de México, en 1960.

"Las obras reunidas se articulan a modo de concierto multidisciplinario, más allá de las apariencias meramente plásticas: un deleite visual pero también sinestésico y analógico a partir de cultas referencias a la historia del arte, a las que el autor contrapone su estética propia propia hilvanando una reflexión acerca del acto creativo.

Iñaki Herranz comenta que en el trabajo de Viskin son recurrentes alusiones a obras maestras y a artistas, pintores, escritores, músicos y cineastas que operan según estrategias y propósitos distintos: citas, paráfrasis y exégesis visuales que confieren un nuevo significado a determinado referente.

Destacó que el arte y la historia del arte son temas centrales en la obra de Viskin pero hay otros tópicos frecuentes: la fe principalmente, los autorretratos, el jazz y los marcos, tanto en el sentido figurado de delimitación como en el literal de carpintería, las partes del cuerpo, los caminos, las puertas, lo matérico especialmente la madera, la integración del objeto, los juegos de palabras y el lenguaje escrito transfigurado.

Una vez concretada las obras suelen cobrar emotividad y llamar a la contemplación, el tono preponderante es el humor que suele ir en complicidad con los títulos. Un rasgo notorio más en las características formales que han ido perfilando el estilo de vida en su sentido compositivo con tendencia creciente hacia el collage y los relieves en técnicas mixtas en un coqueteo con el constructivismo.

Iñaki Herranz indicó que Viskin es uno de los creadores más destacados de su generación.

"Boris Viskin desmiente con sus propuestas plásticas un estricto encasillamiento como tal, pues su propuesta va más allá, llega a la belleza como un acto seguido a la contemplación".